donald trump
Foto: AFP / Trump dijo que no bloquearía la difusión de la orden y que de hecho la “alentaba”, al tiempo que se quejó de haber sido víctima de una operación política "sin precedentes"  

Donald Trump vive días aciagos, pero ciertamente y de acuerdo con autoridades en Estados Unidos, no es por malevolencia o mala suerte.

El pasado viernes, el Departamento de Justicia del país norteamericano dio a conocer la orden de cateo que justificó la redada a Mar-a-Lago, la casa del exmandatario en Florida, lo que sin duda reveló varios detalles no solo de lo que se encontró en la propiedad, sino de investigación que se cierne sobre este personaje.

TE PUEDE INTERESAR:    FBI catea mansión de Donald Trump en Florida

De acuerdo con dicha orden, los agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI en inglés) hallaron 20 cajas que contenían documentos, carpetas con fotos, una caja rotulada “presidente de Francia”, una nota escrita a mano y el indulto otorgado por Trump a Roger Stone, un aliado suyo.

Asimismo y de acuerdo con The Washington Post, también se hallaron documentos relacionados con armas nucleares, aunque no especificó si se trataba del arsenal de los Estados Unidos o de algún otro país.

La orden judicial federal de siete páginas indica que algunos de los archivos estaban marcados como «ultrasecretos» y debían «estar disponibles solo en instalaciones especiales del gobierno».

Igual de relevantes fueron los cargos y posibles crímenes que justificaron el cateo a la propiedad del expresidente: obstrucción de la justicia, mal manejo de documentos oficiales y, quizá el más llamativo, violación a la llamada Ley contra Espionaje. Esta última penaliza la posesión no autorizada de información de seguridad nacional que podría perjudicar a Estados Unidos o usarla en beneficio de un país extranjero.

La polémica causada por el allanamiento a Mar-a-Lago, o “profundo interés público” como lo llamó el fiscal general estadounidense Merrick Garland, llevó a éste último a solicitar a un juez de Florida hacer pública la orden judicial.

Trump dijo que no bloquearía la difusión de la orden y que de hecho la “alentaba”, al tiempo que se quejó de haber sido víctima de una operación política «sin precedentes» que atribuyó a «demócratas radicales de izquierda». Sobre los documentos con información en torno a armamento nuclear que los agentes presuntamente hallaron, el exmandatario dijo que se trataba de un “engaño” y sugirió que los agentes del FBI “plantaron” información en la residencia.

Pese a manifestar su apoyo a publicar los documentos, cabe mencionar que el expresidente y sus abogados tenían una copia de la orden de allanamiento y el recibo que enumeraba lo incautado por los agentes del FBI, pero decidió no revelarlos tras el cateo.

Por su parte, los políticos republicanos de alto nivel salieron en defensa de Trump de manera unánime y algunos acusaron incluso al Departamento de Justicia y al FBI de operar políticamente para atacar al exmandatario.

Con información de agencias

CITA:

¿Por qué el FBI no permitió la presencia de nuestros abogados u otras personas durante la inspección? (…) ¿Les parece que plantaron información?

Donald Trump
Expresidente de los Estados Unidos

BULLET

20 cajas
halló el FBI con documentos clasificados como secretos y ultra-secretos, entre los que destacan posible información sobre arsenales nucleares.

LEG