Kelly McGillins quien interpretó en su momento a la novia de Tom Cruise en Top Gun de 1986.
Foto: Instagram/@kellymcgillis2020 | Kelly McGillins quien interpretó en su momento a la novia de Tom Cruise en Top Gun de 1986.  

Luego de 35 años, Tom Cruise vuelve a su papel en la nueva y secuela de la popular y también ya considerada un clásico, ‘Top Gun‘, solo algunos de los actores quienes lo acompañaron entonces están de regreso, sin embargo su coprotagonista y novia en la ficción, Kelly McGillis no estará en esta ocasión.

Por lo que te podrías preguntar el por qué no o bien que ha sido de ella tras tantos años, y aquí te contamos un poco de su vida tras su participación exitosa en Top Gun en 1986.

Kelly McGillis es una actriz estadounidense , cuyas películas más notables son Witness donde recibió una nominación a los Globo de Oro,  Acusados y la ya mencionada Top Gun.

Te podría interesar: Entrevista | Top Gun: Maverick retoma el vuelo

En la década de los 80, cuando la actriz iba encaminada a convertirse en uno de los grandes nombres de la industria, de repente, dejó de estar de moda.

Tras varios retrasos ocasionados por la pandemia, el próximo 24 de mayo se estrenará la secuela,Top Gun: Maverick, en cuya historia, 35 años después, McGillis, la instructora de vuelo que era pareja de Cruise, ha sido sustituida por Jennifer Connelly.

Las razones por la que ahora no estará en la película es debido a que la misma actriz ha declarado que no pretende regresar a una película, donde se debe cumplir con un estándar de belleza estereotipado.

En una entrevista con Entertainment Tonight, los productores no se habían puesto en contacto con ella y lanzó un dardo contra los cánones de belleza estereotipados de Hollywood: «Soy demasiado vieja, estoy gorda, aparento la edad que tengo y no es esto lo que se busca para la película. (…) Prefiero sentirme segura en mi piel y fiel a mi edad que valorar otras cosas», declaró.

Y es que después de las películas que protagonizó en los ochenta, su vida personal no estaba yendo del todo bien por lo que la laboral tuvo también sus complicaciones, que pronto superaría sin embargo la hizo alejarse bastante de la farándula.

Fue en 1982, que Kelly fue atacada y violada en su apartamento, esta noticia que impactó a todo el mundo, se volvió una traumática experiencia que inspiró a la actriz a aceptar el papel de una abogada en el filme «The Accused», en el cual Jodie Foster donde obtuvo el Oscar como mejor actriz.

Además de que tuvo que salir de rehabilitaciones luego de caer en las drogas por lo que vivió. ​

Luego en 1989, se casó con el empresario Fred Tillman, con el cual llegó a invertir en un restaurante, y tuvieron dos hijas: Kelsey Lauren Tillman (24 de mayo de 1990) y Sonora Ashley Tillman (10 de abril de 1993), para terminar con su matrimonio en 2002.

Hasta en ese momento su vida comenzó a establecerse y su trayectoria como artista comenzó a opacarse. En entrevistas declaró: «Tener 43 años y no estar dispuesta a pasar por quirófano para que te cambien la cara lo hace difícil». » Muy pronto no habrá nadie en América que aparente 50 años».

De acuerdo con el libro Sing Out, ella y Madonna mantuvieron una relación sentimental por un tiempo y fue hasta en 2009, cuando Kelly hizo pública su homosexualidad.

Afirmó que sus dudas respecto a su sexualidad empezaron cuando tenía doce años. Los rumores siempre la persiguieron y en 2009 decidió darles fin.

Te podría interesar: «El único hospital es mi casa»: Danna Paola desmiente rumores de que fue hospitalizada por Covid-19

Por ello, en 2010 decidió dar otro gran paso importante en su vida al casarse con la ejecutiva inmobiliaria Melanie Leis, de quien se divorciaría un año más tarde. Curiosamente, la dos ya se conocían porque Leis trabajó como camarera en el restaurante que McGillis y Tillman poseían en Florida.

Ahora la actriz cuenta con 64 años y en la actualidad está muy alejada de Hollywood. Vive en Carolina del Norte, donde es profesora de arte dramático y ayuda en una clínica de rehabilitación a mujeres con adicciones, ya que vivió en sus propias carnes el efecto de las drogas.

Pues la fama tuvo efectos nocivos sobre ella. Sufría ataques de pánico, insatisfacción, inseguridad. Por ello decidió despertar de aquel sueño dorado, seguir el curso de la naturaleza con los kilos y las arrugas propios del tiempo y sentirse libre. «La tiranía de la belleza no va con ella ni con Kathleen Turner», afirmó Kelly.

SLF