En las imágenes se observa el camino que está recorriendo el vehículo, una carretera con hielo entre lo que parece ser un bosque, es de noche cuando de la nada un alce se atraviesa en la carretera

En un video se observa el momento en que un alce se salva de ser arrollado gracias a los sensores de proximidad y al piloto automático instalados en un automóvil de la marca Tesla.

En las imágenes se observa el camino que está recorriendo el vehículo, una carretera con hielo entre lo que parece ser un bosque, es de noche cuando de la nada un alce se atraviesa en la carretera.

Por fortuna los sensores de proximidad de los automóviles Tesla permitieron que el animal saliera ileso de la situación. A pesar de la escaza visibilidad, la tecnología que se implementa en los vehículos hizo que fuera posible realizar una maniobra para esquivar al alce.

De acuerdo con la página oficial de Tesla, se trata de ocho cámaras instaladas en el auto lo que ofrece una visión de 360 grados alrededor del carro.

Tienen la posibilidad de llegar hasta los 250 metros de alcance, además, 12 sensores ultrasónicos fueron actualizados y complementan esta visión, lo que sirve para detectar objetos sólidos y blandos a cerca del doble de distancia.

Incluye también un radar delantero con procesamiento mejorado que brinda datos adicionales sobre el mundo con una longitud de onda redundante que le permite ver por medio de lluvia intensa, neblina, polvo e incluso el auto que antecede.

El piloto automático de estos modelos permite que el propio vehículo maniobre, acelere y frene de manera automática dentro de su carril.