El gobierno de Libia responsabilizó a las milicias de Haftar que se encuentran al sur de Trípoli, la capital del país, de los misiles que se lanzaron durante el día

Las partes en conflicto de Libia firmaron el viernes un acuerdo de cese al fuego permanente, dijo Naciones Unidas, meses después de que los frentes de batalla se estabilizaron tras una frustrada ofensiva de las fuerzas del este para capturar Trípoli.

El acuerdo, alcanzado en Ginebra tras negociaciones entre representantes militares del Gobierno de Acuerdo Nacional -reconocido por la comunidad internacional- y el Ejército Nacional Libio, dirigido por Khalifa Haftar y con base en el este del país, estará seguido por discusiones en Túnez el mes próximo.

Cuando el primer avión comercial de pasajeros en más de un año procedente de Trípoli aterrizó el viernes en la ciudad oriental de Bengasi, la enviada de la ONU Stephanie Williams elogió a las dos partes por alcanzar un acuerdo.

También te puede interesar: Francia, Alemania e Italia amenazan con sancionar violación de embargo de armas en Libia

«El camino fue por momentos largo y difícil. Su patriotismo fue la forma de seguir adelante y pudimos alcanzar un acuerdo de cese al fuego», afirmó en una ceremonia de firma del pacto.

Sin embargo, muchos esfuerzos diplomáticos anteriores para resolver el conflicto se han visto frenados por la compleja realidad del país, donde operan numerosos grupos militantes que intentan controlar ciudades e instituciones estatales, respaldados por potencias del exterior.

Williams dijo en un evento transmitido en vivo tras la firma que espera que el acuerdo permita a las personas desplazadas y a los refugiados volver a sus hogares.

 

ica