El GAP informó que el aeropuerto de Tijuana permanece cerrado por riesgo a su seguridad, luego de que inspectores entraran a la fuerza

El director General del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP),  Raúl Revuelta Musalem, indicó que al menos 600 familias se verán afectadas ante el cierre del Aeropuerto de Tijuana.

 

En entrevista para el noticiero Primera Emisión, con el periodista Luis Cárdenas, Revuelta Musalem, indicó que no es “apropiado el linchamiento político”.

 

De igual manera, detalló que los “inspectores” arribaron a múltiples áreas del aeropuerto, hablando sobre los adeudos en el predial.

 

A lo que resaltó “El dueño de los activos es el Gobierno Federal, por lo que no paga predial”.

 

Indicó que es “peligroso” para los pasajeros que clausuren partes del aeropuerto. “Empujaron a los guardias ara entrar, pusieron en un gran riesgo al aeropuerto”.

 

También, aseguró que son 600 familias que quedaron afectadas tras el cierre.

 

“Es un desincentivo para mantener fuentes de empleos, son 600 familias afectadas; es una tragedia”.

 

Finalmente, dio a conocer que la Guardia Nacional llevó consigo a dos personas al MP, mismas que harán las denuncias correspondientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.