Por primera vez desde 2011, Estados Unidos enviará astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) sin la ayuda de Rusia, a través de la primera misión que realizan la NASA y la empresa privada Space X.

 

Esta misión marca el inicio de una nueva era de los vuelos espaciales con el inicio del Programa de Tripulación Comercial que viajará desde el territorio estadounidense a la EEI.

 

Serán dos los astronautas que encabezarán la misión: Robert Behenken y Douglas Hurley, quienes tripularán la de Space X, propiedad del magnate Elon Musk.

 

El cohete Falcon 9 despegará a las 4:33 horas, tiempo del Este de Estados Unidos, del 27 de mayo, desde el estado de Florida.

 

El cohete Falcon 9 es un vehículo reutilizable que pondrá en órbita un módulo tripulado, para realizar una regreso autónomo.

 

Las etapas de la misión incluyen el despegue, la puesta en órbita del módulo tripulado y el acoplamiento con la Estación Espacial Internacional.

 

 

El final de la misión, cuya duración está por ser determinada, la cápsula Crew Dragon se desacoplará de la EEI con dos astronautas a abordo, y usará sus propulsores para realizar volver a entrar a la atmósfera de la tierra en un proceso que durará 12 minutos.

 

La cápsula deberá regresar a la costa atlántica de Florida, donde los astronautas serán recuperados por una nave de Space X, para ser llevados de vuelta a Cabo Cañaveral.