La mejor noticia para la abrumadora mayoría de los mexicanos que militan en el futbol europeo es que tendrán perspectivas de disputar Champions League y de ser titulares (o, al menos, de aspirar a ello).

 

Las transferencias de último instante de Javier Hernández a Bayer Leverkusen, así como de Miguel Layún y Jesús Corona a Oporto, pintan especialmente bien.

 

Chicharito sabía que de ninguna forma podía concederse el pasar un año más en donde el DT no lo quería y ha firmado por uno de los mejores equipos de la Bundesliga. De entrada, tendrá que trabajar por minutos, faceta en la que se ha convertido en especialista.

 

ESPECIAL_FOTOLATI

 

 

La delantera del conjunto de la farmacéutica suele ser ocupada por el experimentado Stefan Kiessling, quien lleva en el club casi una década. A su lado el que alinea es el suizo Admir Mehmedi, cuyas condiciones son más de volanteo o creación que las del mexicano. Por ello, es presumible que Javier no disponga de la titularidad al menos de forma inmediata, pero a diferencia de lo vivido en Manchester United y Real Madrid, su concurso resultará determinante para el destino de su nuevo club (que comparte grupo de Champions con Barcelona, Roma y Bate bielorruso). Me atrevo a decir que más pronto que tarde se hará con un hueco en la formación del Leverkusen.

 

El caso de Miguel Layún, en su préstamo de un año al Oporto, suena muy bien. Eso, pese a que nadie podrá negar que bajó un nivel o dos en la calidad de la liga donde militará. Sin embargo, la jerarquía europea del Oporto es grande y el Watford apenas ha ascendido. A eso debemos añadir que en el arranque de la Liga Premier se vio marginado de la titularidad pese a que anotó el primer gol del torneo para su ahora ex equipo. La marcha del lateral Alex Sandro a la Juventus, abre la puerta a la titularidad del cordobés.

 

Por último, Jesús Corona es una de las nuevas apuestas económicas del mismo Oporto, institución especializada en sacar altísimo rendimiento monetario de sus fichajes. Si lo han comprado es porque esperan venderlo después por no pocos millones. Un paso adelante en todo sentido para el hábil extremo.

 

La amplia representación mexicana del Oporto (complementada por Héctor Herrera y el juvenil portero Raúl Gudiño), enfrentará a Chelsea, Dinamo de Kiev y Maccabi israelí en la Champions. Un certamen continental que también tendrá a Raúl Jiménez con el Benfica, a Andrés Guardado y Héctor Moreno con PSV, y a Alan Pulido con Olympiakos.

 

Mercado de verano que también fue positivo para Diego Reyes con su brinco a la Real Sociedad, pero que volvió a dejar mal parado a Guillermo Ochoa, quien merece mucho más que lo que recibirá por segunda campaña consecutiva en Málaga.

 

Cerraron los registros y, como es inevitable con el niño que siempre pospone su tarea para última hora del domingo, algo tenía que complicarse: lo de David de Gea del United al Madrid, al recibirse su documentación con un minuto de demora (minuto que será protestado y continuará dando tema).

Alberto Lati

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.