Foto: AFP / Hoy, la “Dama de Hierro” pasa la estafeta a Olaf Scholz, quien a lo largo de su carrera ha sido tanto su adversario político como su vicecanciller y ministro de Finanzas

La hora llegó. En septiembre fueron los comicios que determinaron al sucesor de Angela Merkel, la canciller alemana que se mantuvo en el cargo durante 5 mil 860 días, llevó a Alemania a su consolidación como la primera economía europea y logró reunir los esfuerzos del bloque que conforma la Unión por el bien de la región. Hoy, la “Dama de Hierro” pasa la estafeta a Olaf Scholz, quien a lo largo de su carrera ha sido tanto su adversario político como su vicecanciller y ministro de Finanzas.

Scholz tomará la cancillería liderando una coalición histórica tripartita conformada por socialdemócratas, verdes y liberales, una cooperación que las tres facciones formalizaron la víspera y que hace gala de ser un gabinete igualitario con cuatro mujeres y tres hombres, además del nuevo canciller, aunque los puestos más codiciados están liderados por hombres.

Entre quienes conforman el equipo de Scholz se encuentra la exatleta, campeona de trampolín, Annalena Baerbock, candidata de los Verdes a la cancillería, y ahora la primera mujer al frente de las Relaciones Exteriores alemanas; Christian Lindner, el socio más pequeño de la coalición, quedará como ministro de Finanzas; Robert Habeck, del partido de Los Verdes, se ocupará del ministerio de Economía y Protección del Clima; y en el ministerio de Salud, encargado de hacer frente a la cuarta ola de Covid que azota Europa, Karl Lauterbach, el epidemiólogo que se ha vuelto un experto en la lucha contra el coronavirus.

El “heredero de Merkel”, afirma que sus esfuerzos estarán enfocados en una modernización industrial que sea capaz de detener el cambio climático. Un tema al que aunque su predecesora no le dio prioridad, Alemania le prometió una aportación de 150 millones de euros durante la COP26, en Glasgow. Lo anterior suma a la promesa de la “salida” del carbón para 2038, pero que se espera concretar para 2030, según el nuevo gobierno.

La popularidad con la que Merkel se retira de la política después de 16 años no es un éxito que se hiciera extensivo para su partido, por el contrario, la preferencia del voto se fue con el socialdemócrata, un cambio que según expertos se debe a la incredulidad de los alemanes ante otro conservador -como Merkel-, que pueda llenar los zapatos de la saliente canciller. En esas circunstancias, la apuesta por un nuevo proyecto, e incluso una nueva dirección de la tendencia política, solo era el siguiente paso.

FRASE

“Quiero que estos años signifiquen un nuevo punto de partida (…) incrementar la soberanía estratégica de la Unión Europea y defender los intereses europeos comunes”

Olaf Scholz
Canciller alemán

CIFRAS

92%
de aprobación del acuerdo tripartito del nuevo Gobierno alemán

Nuevo Canciller de Alemania

Con 63 años, el moderado, austero y exministro de Finanzas del gobierno de Merkel, será nombrado canciller de Alemania por el Parlamento de la primer economía Europea.

Inspirándose del sobrio estilo del Gobierno saliente, e incluso llamado por medios nacionales como “la encarnación del aburrimiento”, ha logrado imponerse pese a ser poco conocido por los propios alemanes.

Aunque ha sido varias veces ministro o alcalde de Hamburgo, no existe ninguna biografía de Olaf Scholz, el candidato a la cancillería que en septiembre pasado obtuvo más de 27% de los votos para su partido, el socialdemócrata alemán, al que se afilió cuando tenía 17 años. Desde entonces, su carrera política ha avanzado a paso lento y firme, lo que hoy le vale quedar al frente de su país.
LEG