Foto: Cuartoscuro / La sede ubicada en la Ciudad de México continúa cerrada; en ella se observan mantas en contra del actual director

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hizo un llamado a privilegiar el diálogo en el conflicto del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) luego de que ayer se cumpliera una semana de protestas.

Asimismo, instó a los involucrados para que «dentro del marco de su normatividad, se restablezca la actividad académica con respeto irrestricto a la pluralidad ideológica que ha caracterizado a esa gran institución», indicó en un comunicado.

También, La Máxima Casa de Estudios pidió que las diferentes voces «se escuchen en libertad y con apertura».

TE PUEDE INTERESAR:  Hay gobiernos que retroceden, asegura Roberto Blancarte

En un recorrido por la sede de la Ciudad de México, se observó que éste aún permanece cerrado y afuera de las instalaciones las casas de campaña y las mantas con demandas de los inconformes.

Desde el 29 de noviembre pasado, la comunidad estudiantil y académica del CIDE mostró su rechazo a la designación del director general, José Antonio Romero Tellaeche, y tomaron las sedes del centro a manera de protesta.

En ese sentido, la mañana de ayer, la Asamblea Académica Permanente del CIDE demandó al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que se haga pública el acta de la sesión extraordinaria de ese lunes y afirmó que el personal docente y administrativo continúan con sus labores a distancia.

Lo anterior, luego de que el Conacyt, encabezado por María Elena Álvarez-Buylla, solicitó que se liberaran las instalaciones debido a que se están afectando las labores académicas y de investigación, de evaluación de los profesores, así como los pagos y otros procedimientos administrativos.

«Es falso que la toma de las instalaciones -que el propio doctor Romero mandó cerrar en primera instancia- haya impedido las labores académicas o de investigación, de evaluación o administrativas.

TE PUEDE INTERESAR:    Inauguran puente que conecta puerto con Refinería Dos Bocas

«La falta de pagos y ‘otros procesos administrativos’ con que amenaza el reciente comunicado de Conacyt quizás se deban a la súbita remoción de la Coordinadora de Administración y Finanzas ocurrida el martes 30 de noviembre», indicaron en un pronunciamiento difundido en redes sociales.

Además, recordaron que el 2 de diciembre convocaron a Álvares-Buylla a un diálogo, sin embargo ella no acudió.

“La comunidad del CIDE está ansiosa por regresar a la normalidad. Sin embargo, la imposición en la dirección general de una persona que agravia al personal administrativo, académico y al cuerpo estudiantil, no lo permiten y, a cada vuelta, lo impiden».

Y resaltaron que el diálogo se debe dar en un ambiente de respeto, el cual comenzará cuando «las autoridades estén dispuestas a escuchar a la comunidad y atender sus peticiones y necesidades, y cuando cese la intimidación”.

El fin de semana pasado, los estudiantes y personal académico realizaron una marcha que atravesó fronteras, pues alumnos de otras universidades como Princeton y Harvard se manifestaron en redes sociales manifestando su apoyo y demandando autonomía para el centro de investigación.

 

LEG