Foto: Cuartoscuro / Tras las explosiones del domingo, vecinos sacan las pertenencias de sus casas ante la incertidumbre de que existan otras tomas clandestinas

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, anunció que se realizará un censo, a través del DIF Estatal, para definir la demolición de las viviendas afectadas por la explosión del domingo pasado en una toma clandestina de ducto gas de Petróleos Mexicanos (Pemex), en San Pablo Xochimehuacán, y afirmó que se llevará a cabo con la aprobación de los propietarios.

“Se tiene que hacer un censo y tiene que tener la anuencia del propietario o poseedor, no vamos nosotros a demoler ni a meternos para intervenir construcciones sin la voluntad y anuencia de los propietarios, que quede perfectamente entendido”, enfatizó el mandatario.

TE PUEDE INTERESAR:   Revive el turismo por el puente de Día de Muertos

De acuerdo con cifras actualizadas de autoridades estatales, suman 183 viviendas dañadas por la detonación, de las cuales 60 presentan daño total en su infraestructura, 68 tienen afectaciones moderadas y 55 daños leves.

La Secretaría de Infraestructura estatal dio a conocer que en dos semanas quedará retirado el escombro de la zona cero.

SUMAN 15 HOSPITALIZADOS

El secretario de Salud estatal, José Antonio Martínez, informó del ingreso de un hombre a atención médica, con lo que suman 15 hospitalizados, de los cuales ocho se reportan graves y cinco están intubados.

A su vez, el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera, señaló que en una revisión por parte del Catastro se encontró que de los 244 predios ubicados en la zona acordonada, 128 predios cuentan con propietario y cuenta predial, y de 116 no se tiene información, es decir, están en condiciones irregulares.

TE PUEDE INTERESAR:   En San Fernando, los muertos “hablan” a través de la historia

A su vez, la secretaria de Gobierno estatal, Ana Lucía Hill, expuso que se mantiene el trabajo coordinado en la zona con un total de dos mil 616 elementos de seguridad, fuerzas de tarea, así como estatales y municipales.

En tanto, equipos de Bienestar Animal continúan en la zona y hasta ayer, mil 243 animales habían sido atendidos y otros 528 murieron a consecuencia de la explosión.

 

LEG