Transporte en CDMX viejo, obsoleto, contaminante y carente de tecnología: AMTM
Foto: Cuartoscuro

La infraestructura de movilidad urbana no es la más adecuada ni accesible para los usuarios mexicanos. El transporte público mueve al 76 por ciento de las personas en el país.

Nicolás Rosales, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), dijo que la movilidad es un tema fundamental para el país, pues tan sólo en la zona metropolitana, hasta antes de la pandemia, se realizaban 34.5 millones de viajes diarios, principalmente, en transporte público.

Apuntó que, los proyectos de inversión están más enfocados en infraestructura gris, que en temas de movilidad urbana o transporte público, mismos que permitirían movilizar a las personas de manera más eficiente y menos contaminante, además de que coadyuvarían al desarrollo económico y a una mejor calidad de vida.

Te podría interesar: VIDEO. Ambulantes golpean con tubos a funcionaria de la CDMX

“Lamentablemente –el transporte público– es donde menos se ha invertido en la Ciudad de México o se ha invertido mal”, puntualizó Rosales.

Actualmente, el transporte público concesionado es el más rezagado porque tiene unidades viejas, obsoletas, contaminantes y carentes de tecnología y capacitación. En ese sentido, puntualizó que es necesario cambiar a un modelo de operación más eficiente.

Durante la pandemia, la demanda de transporte público cayó cerca del 80 por ciento, generando pérdidas de más de 40 mil millones de pesos en ingresos y frenando inversiones superiores a 232 mil millones de pesos en renovación de unidades.

En conferencia de prensa conjunta con representantes del sector de la movilidad, coincidieron en la importancia de la implementación de tecnologías que ayuden a ofrecer un transporte seguro y eficiente para todos, desde los peatones, los ciclistas hasta los conductores de motocicletas y automóviles.

Enfatizaron que la movilidad está relacionada con otras áreas de desarrollo de la población, así como con las actividades económicas. Refirieron que los países que no invierten en sistemas de movilidad sustentable, presentan mayores niveles pobreza y disminución en la calidad de vida de la población.

Consideraron que el acceso a un nivel sostenible de la movilidad debe de ser considerado como un derecho humano fundamental.

Te podría interesar: Por ‘tortura’, CNDH recomienda a FGR nueva investigación en caso Mario Aburto

En su participación, Arturo Cervantes, presidente de la Alianza Nacional para la Seguridad Vial (Anasevi) indicó que, con miras para alcanzar los objetivos de movilidad sustentable establecidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es necesario reducir en 22% las emisiones de gases de efecto invernadero hacia 2030.

Además, se debe avanzar para contar con infraestructura de movilidad de calidad para apoyar el desarrollo económico y el bienestar social, así como disminuir el número de muerte provocadas por siniestro viales, que en México ascienden a 17 mil muertes anuales.

Finalmente, los representantes del sector de movilidad apuntaron que los retos del transporte público se fundamentan en la cobertura, la calidad y la seguridad que ofrecen a los usuarios.

OH