Ninguno se engaña.

López Obrador no cambia ni cambiará jamás de opinión sobre asuntos de interés personal, con el país en segundo término.

Y el mayor de ellos es trabajar en la sucesión con Claudia Sheinbaum.

Lo saben a la perfección Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal.

Van contra la maquinaria y en esto no cuentan Morena y menos Mario Delgado.

Todos lo sabemos: las decisiones son unipersonales, como las candidaturas, el manejo de Morena y el aparato asistencialista del Gobierno.

Este será reforzado en la segunda mitad del sexenio a partir de 2022 aceitado con el dinero privado dedicado a programas de beneficencia pública.

López Obrador vía Los Siervos de la Nación -Cuervos de la nación, les dice Alejandro Moreno, Alito- hoy entregan en su nombre el dinero y lo cobrará en votos en junio de 2024.

COMPROMISO: RESPETO MUTUO

Muchos analistas ven un frente anti Claudia Sheinbaum.

Mentira.

Ha sido un diálogo civilizado.

Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard dicen respetarse mutuamente y piensan arrancar al tabasqueño la apertura del proceso interno.

En eso irían juntos, pero competirían internamente en igualdad, no en consulta como quiere López Obrador.

Acepte usted el parangón:

El miércoles 17 de marzo de 1994 en casa de Luis Martínez Fernández del Campo el candidato Luis Donaldo Colosio pidió a Manuel Camacho no usar políticamente el conflicto de Chiapas.

No hubo acuerdo.

Pero, me dijo Luis Donaldo Colosio el sábado 19 de marzo, se ratificaron el respeto mutuo y jamás invitó a Camacho a su equipo.

-Nos conocíamos, nos medimos sin llegar a ningún acuerdo -me subrayó Colosio ante el general Domiro García Reyes.

En esas están Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard.

LA ANTIDEMOCRACIA DE NAPITO

1.- Justo cuando López Obrador hablaba en Palacio de democracia sindical, la realidad lo desmentía.

Napoleón Gómez Urrutia, Napito, ganó con… ¡99 por ciento de los votos en el sindicato minero, como en los viejos tiempos del charrismo cetemista!

Sí, 20 mil 343 votos a favor y… ¡sólo 49 en contra!

Es el modelo de la 4T lopezobradorista con la cual viola el tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC.

2.- Los miembros de la cúpula priista no tienen llenadera.

Alejandro Moreno es presidente del partido, diputado federal, presidente de comisión en la Cámara y tótem tricolor.

Rubén Moreira también es miembro del CEN y coordinador de su bancada.

Y su esposa Carolina Viggiano es secretaria general del PRI, diputada federal y hoy rendirá en Hidalgo protesta como dirigente del colectivo feminista 50+1.

Y por si fuera poco, será candidata del PRI a gobernadora, marcada para perder por su falta de arraigo social y político.

Y 3.- Gran parte de la apuesta de Alejandro Murat para desarrollar Oaxaca está en el corredor interoceánico.

El tema atrae internacionalmente y por eso estuvo el flamante embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, donde tomó datos de los parques industriales posibles.

José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.