Foto: Edgar Rubio / Amerena confió en que, con aforo lleno, el público en general pueda disfrutar del Auditorio renovado con la banda Morat, el 30 de octubre

La Auditorio Nacional “aprovechó” los 18 meses que permaneció cerrado como consecuencia de la pandemia por Covid-19 para ponerse al día en tecnología de audio, iluminación y pantallas, que “urgía cambiar por su estado lamentabilísimo”, con una inversión de 64 millones de pesos, según indicó Eduardo Amerena, coordinador del Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del recinto capitalino.

TE PUEDE INTERESAR:   Es mexicana y quiere ser la mejor maestra del mundo

El centro de espectáculos cambió sus 144 bocinas, reemplazó las dos pantallas de los costados del escenario con equipos 4K, que mejoran la imagen, son mucho más grandes (55 metros cuadrados) que las anteriores y retráctiles para permitir operar el órgano monumental del Auditorio; e instaló una nueva iluminación de sala de 250 luminarias con tecnología led que ofrece capacidad lumínica y diversidad cromática desconocida en México, según se dijo durante la presentación de esa tecnología.

El ex director del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y ex secretario técnico del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) desglosó en entrevista para 24 HORAS, la inversión: 39 fueron para el aparato de audio, 14 para el sistema de pantallas laterales y 11 millones para el sistema de iluminación.

TE PUEDE INTERESAR:   Entre el éxito y la polémica: Eminem celebra 49 años

Añadió que la nueva tecnología se estrenó con un concierto privado en agosto, para la presentación de un disco de la directora de orquesta Alondra de la Parra. Amerena confió en que, con aforo lleno, el público en general pueda disfrutar del Auditorio renovado con la banda Morat, el 30 de octubre, y que artistas como Luis Miguel ya no tengan que traer equipo propio, que obligue a desmontar el del Auditorio Nacional, y usen la nueva tecnología del coloso de Reforma.

Amerena sostuvo que todo el proceso de selección del equipo e incluso la decisión de hacer los cambios fue muy previo a la pandemia y ya con el acuerdo del Comité Técnico.

“Por supuesto, teníamos el dinero para esto, producto de los años que hemos estado aquí y que hemos sido muy rentables, al contrario, aprovechamos la pandemia para hacerlo”, explicó a pregunta expresa de por qué se decidió gastar en tecnología cuando el Auditorio perdió tanto por cancelación de decenas de conciertos, espectáculos y actividades de entretenimiento ahí y en el Lunario desde marzo de 2020.

TE PUEDE INTERESAR:  Ruby Vizcarra: La dura vida de una albina mexicana que hoy brilla como modelo

“Originalmente lo teníamos previsto para compaginar con las funciones, por lo cual nos iba a salir un poco más caro la instalación. Pero si algo tiene bueno esta pandemia es que nos permitió no tener que entreverar las actividades de instalación con los espectáculos.

Teníamos ya el dinero asegurado, ganado, los procesos de licitación terminados, y obtuvimos muy buenas condiciones económicas, en un proceso transparente, competitivo, con empresas proveedoras en el extranjero”, expuso Amerena.

Sobre qué pasará con el equipo retirado expuso que, en el caso del aparato de sonido, en las bases de la licitación se planteó que pudieran ser parte del pago parcial del precio y los proveedores aceptaron. “La oferta es un precio, y lo pagamos con el equipo viejo”, dijo el funcionario de la Secretaría de Cultura.

En cuanto a las pantallas y la iluminación, reconoció que ya estaban en un estado “lamentabilísimo”, lo que hace imposible venderlas, y por lo cual “urgía ya cambiarlas”.

RECURSO

La renovación implica que artistas como Luis Miguel ya no tengan que traer equipo propio, que obligue a desmontar el del Auditorio Nacional.

LEG