Cambiar su apariencia para ser "normal" durante años la llevó a tratar de quitarse la vida dos veces

De padres con tez morena, nació Ruby Vizcarra con ojos azules, piel blanca y pelo platinado. Los médicos le informaron a su mamá que ella era albina, entonces una enfermera se acercó y ofreció 3 mil pesos por la recién nacida.

«Le ofreció 3 mil pesos a mi mamá y le dijo: ‘Usted nada más me firma un papel y me vende a la niña y le decimos a su esposo que nació muerta porque cuando la vea, va a pensar que lo engañó y le va a ir muy mal», cuenta la ahora modelo mexicana y activista.

Pese a este complicado comienzo, la mamá de Ruby la amó desde siempre y como debe de ser, y cada noche en el hospital dormía aferrada a ella, con el temor de que le robaran a su bebé.

TE RECOMENDAMOS: LUCHA INTERSEXUAL: No a la mutilación genital ni a la designación como «tercer sexo»

Aún con miedo, llegó el día de la verdad y su esposo lo tomó con naturalidad, pues recordó que su abuela era igual.

Sin embargo este no fue el único duro paso en la vida de Ruby, pues relata que cuando ella tenía cinco años, su papá murió de cirrosis, debido al alcoholismo que padecía, dejando a su madre con cuatro niñas.

Pasó el tiempo y Ruby entró a la primaria. En ese momento tuvo que aprender a defenderse hasta con las uñas, ya que siempre supo que su mamá estaba ocupada y no quería darle problemas.

«Me empezaron a poner todo tipo de apodos. Me decían que mi mamá tomó coloro y por eso había nacido así, o que era un fantasma. Ahorita me da risa, pero en ese momento hasta me ponía a llorar. Ya de repente me querían pegar y dejé mis uñas largas para rasguñarlos. Eso me ayudó mucho a defenderme porque no tenía fuerza porque yo era una niña muy delgadita» relata.

Cumplidos los 16, sus amigas y primas le sugirieron pintarse el cabello de algún otro color y maquillarse para verse «normal«. Sin embargo, hacerlo durante más de cinco años la llevó a una depresión que terminó en dos intentos de suicidio.

«Hacer eso me llevó poco a una depresión muy fuerte, porque yo me veía al espejo y me desconocía. Estaba cambiando muchas cosas de mi vida para agradarle a las personas y estaba dejando de lado lo que a mi me gustaba o cómo me gustaba verme. Cuando fui con el psicólogo me envió a un psiquiatra y me dieron medicamentos, pero con esos mismos medicamentos traté de quitarme la vida en dos ocasiones».

Ruby relata que la segunda vez terminó en un hospital, pero cuando despertó, se dio cuenta que ella no quería morir, por lo que tomó fuerza para hacer lo que nunca había intentado: El modelaje.

«Llegué a una agencia de modelaje y a la primera me dijeron que sí porque mi piel les serviría mucho para la ropa. Pero cuando tuve mi primera sesión me maquillaron naranja, para ocultar totalmente mi albinismo.»

Entonces Ruby decidió quedarse pese a que la promocionaban como una modelo muy rubia y ocultaban su condición. Aprender a caminar en pasarelas y posar en fotos era el comienzo.

«Quería que se viera que soy una modelo con albinismo y que cualquiera con esta condición puede estar en este medio. Así que aprendí lo básico y me salí para convocar a fotógrafos y diseñadores independientes que quisieran trabajar con mi aspecto, que no me quisieran cambiar nada. Llegué a las personas correctas, afortunadamente».

TE RECOMENDAMOS: Pandemia impide recreación a niños y niñas con discapacidad (+video)

Pronto Ruby abrió su página de Facebook «Ruby modelo albina«, donde muchas personas como ella se acercaban para pedirle consejos y soporte emocional. Así llegó el activismo a su vida.

MOVIMIENTO ALBINO LATINO

En 2016, al tiempo que la originaria de Jalisco incursionaba en el modelaje, decidió hacer una pasarela para personas albinas. Ese día fueron más de 500 asistentes y debido al éxito, decidió que esto sería un movimiento.

«Mínimo dos veces al año reúno a personas con albinismo de diferentes estados de la república para convivir y compartir experiencias. También damos información a sus padres porque estamos muy olvidados en el sector salud y hay mucha negligencia médica. Hasta la fecha he sabido que nacen niños con albinismo y los doctores no lo explican, o no se dan cuenta.»

Ruby denuncia que en muchos casos los doctores también asustan a los padres de niños con esta condición.

«Les dicen a sus papás que sus hijos han nacido totalmente ciegos, y pues en realidad no. tenemos una deficiencia visual muy considerable, pero sí podemos ver. También los asustan mucho con que los niños jamás van a poder salir al sol. Entonces era muy necesario crear Movimiento Albino Latino».

klcg