juego del Calamar
Foto: AFP / En el centro de la cultura coreana de la capital de Emiratos Árabes Unidos los fanáticos pueden participar de una versión real de la serie surcoreana; claro, menos sangrienta

La fascinación por el éxito de Netflix El juego del Calamar se extiende por todo el mundo.

En el centro de la cultura coreana de la capital de Emiratos Árabes Unidos los fanáticos pueden participar de una versión real de la serie surcoreana; claro, menos sangrienta.

TE PUEDE INTERESAR: Camilo y Evaluna Montaner anuncian que serán padres en el clip «Índigo»

En la serie, los jugadores compiten en juegos infantiles para ganar el equivalente a 38 millones de dólares. Y si pierden, lo pagan con la vida.

Aquí, el objetivo es la diversión y la iniciativa responde al furor que ha generado en prácticamente todo el mundo.

El thriller distópico surcoreano se ha convertido en el mayor lanzamiento de la historia de la plataforma de streaming, con más de 111 millones de reproducciones desde su estreno, a mediados de septiembre.

TE PUEDE INTERESAR:  ‘La casa de papel’ el principio del fin; Netflix estrena última temporada

En la propia Corea del Sur, algunos pequeños comerciantes ya se benefician con el éxito de la serie, como un fabricante de un dulce típico del país llamadas dalgonas, donde la producción contrató a esta pareja experta en el dulce, para fabricarlo en el lugar y ahora una multitud se aglomera diariamente en una tienda para comprarlos.

«La gente empezó a enviar bromas relacionadas con la producción en las conversaciones de grupo cuando empecé a verla», dijo un cliente apellidado Li. «Es trepidante y, por ello, bastante emocionante», dijo.

Tras comprar el dulce, Li y su amigo se grabaron emulando un desafío de la serie en el que los personajes deben recortar formas en la golosina sin que se quiebre.

Mientras tanto, en la vecina China, la serie no está disponible. Pero eso no impide que igual acumule fanáticos, gracias a que han conseguido esquivar los controles en internet y visionar la serie, especialmente mediante páginas de descarga ilegal de fácil acceso.

«Nuestro cálculo es que El juego del calamar, que está obteniendo popularidad global, está siendo distribuida ilegalmente en unas 60 páginas de China», dijo el embajador de Corea del Sur en China, Jang Ha-sung, en una reciente audiencia parlamentaria.

Prueba de que el fenómeno llegó también al gigante asiático, la etiqueta con el título de la serie ha alcanzado casi 2 mil millones de visualizaciones en las redes sociales.

En estos comentarios, los usuarios hablan de cómo superarían los desafíos planteados en la trama y se preguntan cómo sería una versión china de la serie.

«No pasaría la censura si hiciéramos una producción así… Si fuera demasiado violenta, sería retirada», decía un internauta.

LEG