Foto: Arturo Romero / A diferencia del monumento a Colón que estaba en Reforma (hecha en Francia), la estatua de Buenavista fue hecha en México

Previo a otro aniversario del Descubrimiento de América, este 12 de octubre, conocido también como Día de la Hispanidad o Día de la Raza, la estatua en memoria a Cristóbal Colón ubicada en Buenavista se encuentra cubierta de vallas para evitar agresiones en su contra.

Aunque no es tan famosa como la estatua que se encontraba ubicada en Paseo de la Reforma (en la glorieta de Colón) y que fue retirada en 2020 precisamente tras amenazas de manifestantes, el monumento de Buenavista no pasa desapercibido.

La efigie se alza muy cerca de la sede de la alcaldía Cuauhtémoc, con la mano derecha apoyada en el pecho y la izquierda señalando al mundo, y ahí ha permanecido desde 1892.

Era el IV Centenario del Descubrimiento de América y el presidente de la República, Porfirio Díaz, organizó unas “deslumbrantes fiestas” para conmemorar la ocasión, según narra el historiador José Manuel Villalpando en su obra Los monumentos a Colón en la Ciudad de México.

Esta estatua fue esculpida en México por las manos de Manuel Vilar, un emigrante español que fue uno de los más notables profesores de escultura en la Academia de San Carlos (hoy uno de los museos más importantes de la zona de Tacubaya).

La estatua de Vilar, cuyo original fue realizado en yeso y permaneció durante años al interior de la Academia, hasta que en 1892 fue vaciada en bronce y colocada en la Plaza de Buenavista.

Y aunque Vilar falleció en 1860 en su último hogar, la Ciudad de México, el artista italiano Tomás Carandente fundió la estatua en los talleres de Miguel Noreña, uno de los discípulos de Vilar.

Al cierre de esta edición la Policía capitalina no había confirmado si habría un operativo especial para resguardar la zona de la estatua el día de hoy.

Arte

3 mil pesos pagó la Academia de San Carlos por el original en yeso de esta estatua
1892 fue el año en que fue vaciada en bronce y colocada en Buenavista

 

LEG