Instantes después, se le abrió la ceja y sangraba profusamente, por lo que le pusieron una curación

Los atletas que consiguen su boleto para Juegos Olímpicos pasan toda su vida trabajando, y en lagunas ocasiones su participación en la justa deportiva es muy corta, y el resultado puede ser muy doloroso, no solamente en lo anímico, también los físico.

Así lo demostró el judoca español Alberto Gaitero, quien cayó ante el ucraniano Georgii Zantaraia, pero también se llevó unas heridas impactantes en el rostro.

¿Y el Dream Team?. EU cae ante Francia, su primera derrota en básquet olímpico desde 2004

Después de algunos minutos de su participación e Tokio 2020, Gaitero ya tenía las huellas de la batalla, y le tuvieron que poner un vendaje que le cubrió la cara y le detuvo la quijada.

Pero instantes después, se le abrió la ceja y sangraba profusamente, por lo que le pusieron una curación.
Mientras tanto, el rostro del ucraniano Zantaraia se notaba intacto, haciendo un duro contraste con el español Gaitero.

Con esta derrota en la primera ronda del torneo, las posibilidades del español de colgarse una medalla se desvanecieron rápidamente. Pero en frente Gaitero tuvo a una de las leyenda del judo, como lo es Zantaraia, que se impuso por ippon. El experimentado luchador de 33 años también posee entre sus palmarés dos medallas de plata y cuatro de bronce repartidas entre 2009 y 2019.

VIDEO: ¡Japón, su mero mole!, Alexa Morena y su cosplay en plena competencia de Tokio

El judoca de 25 años, se topó con un combate muy reñido e igualado en el que terminó cediendo en el tiempo extra de técnica de oro’ donde Zantaraia acabó con su sueño de llegar lejos en esta cita olímpica. Visiblemente fatigado y molesto, el judoca de 1,65 metros no quiso dar declaraciones y se dirigió directamente a los vestuarios para tratarse las heridas y ocultar un poco la tristeza y decepción por la eliminación tan pronto de Tokio 2020.

 

EAM