Bacterias, aliadas para la salud

Especialista señala que los probióticos son importantes para nuestro organismo, pues ayudan a prevenir infecciones

Bacterias, aliadas para la salud
Foto: Pixabay En el intestino conviven bacterias beneficiosas con otras que son patógenas o dañinas, la función de los microorganismos que se encuentran en la microbiota es no permitir que éstos entren


Pensar en bacterias seguramente te remite a malestares y enfermedades, pero algo que quizá no sabías es que hay bacterias que pueden ser benéficas para el organismo, todo depende de su tipo y su función.

Sergio Alland Colorado Cortés, profesor de la facultad de química de la UNAM y especialista en microbiología, aclaró en entrevista que aunque muchas bacterias son responsables de diferentes enfermedades e infecciones, también existen bacterias que son necesarias y benéficas para nuestro cuerpo.

A las bacterias necesarias para nuestro cuerpo se les denominan probióticos y estos son importantes para el organismo puesto que “son benéficos para el huésped y ayudan a prevenir infecciones, como la salmonela”, señaló.

La microbiota intestinal, mal llamada flora intestinal, es una de las partes del cuerpo en la que se alojan más microorganismos y bacterias de este tipo, que según ha documentado la UNAM, realizan diversidad de funciones metabólicas que en buena medida determinan el grado en el que aprovechamos lo que comemos y bebemos, pero además ayudan a reforzar el sistema inmunológico.

En el intestino conviven bacterias beneficiosas con otras que son patógenas o dañinas, la función de los microorganismos que se encuentran en la microbiota, en este caso, es no permitir que éstos entren en nuestro organismo y puedan provocar enfermedades.

Los lactobacilos y las bifidobacterias son dos de los probióticos que más abundan en la microbiota intestinal y ayudan a descomponer la comida, procesar los nutrientes y eliminar los organismos que podrían producir enfermedades como la diarrea.

Los probióticos pueden ser definidos como un “producto o preparado de organismos vivos, bacterias o levaduras, procariontes o eucariontes, que atraviesan el tracto gastrointestinal” aclaró el académico.

No obstante, señaló que aunque la microbiota y los probióticos se adquieren desde el momento del parto es importante cuidarlos. Una forma es con los alimentos fermentados, pero también el no automedicarse, ya que los antibióticos debilitan esta microbiota.

En noviembre del 2019, la empresa Doctoralia, una plataforma que conecta a pacientes con especialistas, publicó un informe acerca de la automedicación en los mexicanos, donde el 86% de los participantes se han automedicado para aliviar molestias como dolor de cabeza o resfriado.

Mientras que 53% de profesionales de la salud encontraron a pacientes con daños provocados por esta automedicación y 31% de los pacientes tuvieron intoxicación por los medicamentos.

¿Cómo obtener probióticos?

Los probióticos se pueden encontrar en diferentes alimentos, principalmente los que han sido fermentados, como “la bebida de los dioses, el pulque”, pero también en los yogures o el tepache.

“Un ejemplo es el Yakult, que contiene lactobacillus casei shirota, estos son un tipo de probióticos”, explicó el profesor, quien también hizo la aclaración de que se cae en un error común de decir “flora intestinal” ya que el término es incorrecto, y en realidad se llama “Microbiota”.

LEG