La suerte inapelable de Cabeza de Vaca

José Ureña
José Ureña

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

La persecución no cesará.

Pero la suerte de Francisco García Cabeza de Vaca se mece sobre distintos escenarios.

Describámoslos sin juicios ni especulaciones personales.

En los corredores palaciegos pasea una sonrisa:

-Si se ha presentado a su juicio de procedencia, ahí mismo detienen al gobernador de Tamaulipas.

Justo lo sucedido con Jorge Díaz Serrano, quien fue detenido en el Senado de la República en cuanto le quitaron el fuero.

Aunque entonces hubo consigna de Miguel de la Madrid, como ahora la hay presidencial.

Por eso el mandatario tamaulipeco envió al Palacio Legislativo de San Lázaro a su representante Alonso Aguilar Zinser.

Además, refuerzan abogados del Gobierno, el Artículo 111 de la Constitución no deja dudas:

Si la Cámara declara que ha lugar a proceder, el sujeto quedará a disposición de las autoridades competentes para que actúen con arreglo a la ley.

También desde el poder revisan con optimismo las jurisprudencias y una de ellas atañe al juicio de procedencia.

Son en el mismo sentido: todo declarado culpable debe enfrentar a las autoridades ministeriales y judiciales.

Con un antecedente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN): las decisiones del Congreso de la Unión en materia de juicio político son inatacables.

LA ORDEN DE APREHENSIÓN

De cualquier manera, la pelea legal sigue.

Un constitucionalista buscado para apoyar a Francisco García Cabeza de Vaca y a los diputados locales panistas rechazó la invitación:

-Esa Vaca ya no da ni p’al rastro.

-¿De verdad los juicios políticos son inapelables? -pregunto al abogado Marco Tulio Ruiz.

Lo busco porque él fue defensor de la diputada perredista Raquel Sevilla, a quien desaforaron por cuestiones administrativas.

-Sí, son inatacables. Así lo dice el Artículo 111 constitucional y nuestro caso sentó jurisprudencia.

-¿Ya no es necesaria, entonces, la intervención de la Corte?

-No -responde seguro Marco Tulio Ruiz-. García Cabeza de Vaca puede ser detenido en cualquier momento. Bastaría la orden de aprehensión.

GOBERNADOR SUSTITUTO

1.- ¿Cómo llegó a esto Francisco García Cabeza de Vaca?

Sus defensores dan razones políticas.

En 2019 arrasó a Morena en las elecciones para el Congreso de Tamaulipas, lo cual causó furor en el Gobierno de la República.

Luego impulsó la Alianza Federalista y la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (Goan), ambas opositoras al régimen.

Además, promovió la revisión del pacto federal y en concreto del convenio de coordinación fiscal para terminar el injusto reparto de impuestos.

De frente a Andrés Manuel López Obrador recriminó el uso de ese “delincuente confeso” (Emilio Lozoya, la estrella del sexenio) para perseguir a opositores.

Y 2.- De cualquier manera, es necesario crear escenarios.

Y uno de ellos, el más viable a la vista, es la designación de un gobernador sustituto mientras el titular va a proceso… si lo encuentran o lo extraditan.

Las pláticas han iniciado y entre los candidatos se analizan perfiles de alcaldes y políticos panistas, pero también de un priista.

Suena el nombre de Homero Díaz Rodríguez, quien fuera secretario de Gobierno de Tomás Yárrington, diputado federal y funcionario tricolor.

Llegaría con una encomienda: conciliar con la federación a fin de no frenar la entrega de recursos.

Tamaulipas qué culpa tiene.

LEG