John Ackerman y Sabina Berman
Los conductores del programa "John y Sabina", John Ackerman y Sabina Berman, protagonizaron un desencuentro durante la emisión de la noche de este martes

Los conductores del programa «John y Sabina«, John Ackerman y Sabina Berman, protagonizaron un desencuentro durante la emisión de la noche de este martes.

En el programa emitido en Canal Once, que contaba con la participación del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, quien incluso tuvo que mediar entre los conductores.

Al inicio del programa, Berman presentó al conductor y al Secretario de Educación, además hizo un comentario sobre la manera en que se habían llevado las transmisiones.

«Esta noche, como notarán, hemos vuelto al formato original de este programa, el formato que tuvimos a lo largo de todo el año pasado, el formato igualitario. A veces yo presento, a veces John lo hará, ambos elegiremos los temas a tratar y a nuestros invitados. Y no habrá un conductor que ceda y quite al otro conductor la palabra».

Posteriormente, invitó a Ackerman a iniciar un debate sobre los hechos violentos sucedidos en Cancún durante la manifestación feminista.

Sin embargo, el conductor ignoró a Sabina y comenzó de lleno con la entrevista a Esteban Moctezuma.

En un recuadro apareció Berman en algunas ocasiones, pero no intervino, hasta que en un momento cuestionó a Moctezuma Barragán sobre la manera en que debería manejar la situación con Ackerman.

«Señor secretario, tenemos un problema de paridad en este programa. John y yo somos coconductores, pero no tiene remedio. Ya ve usted que apenas ahorita me acaba de turnar la palabra. Aconséjeme usted, como secretario de Educación ¿qué hacemos con este problema de machismo? Es un problema flagrante. ¿Qué hace una mujer como yo, respetuosa de los acuerdos, de los contratos, en una situación así? John, sencillamente, no me deja participar».

El funcionario le respondió que era importante que lo expresara, y afirmó que Ackerman es un hombre sensible, por lo que entendería su sentir.

«Estoy seguro de que a partir de ahorita, en el programa, hará un esfuerzo adicional para que no sea esa disparidad que te molesta. Es un ejercicio que debemos de ver y cuando se está así, es más complicado tratar de suplir lo presencial con un poco más a distancia».

 

Sabina Berman acusa a Ackerman

El pasado domingo, la escritora publicó en sus redes sociales un mensaje para Ackerman, en el que le recordó que el programa es propiedad de Canal Once.

Señaló que ambos firmaron contratos en los que se establece que son coconductores y durante un año gozaron de la libertad de expresión que hay en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Resulta que a ti no te gustó la libertad de expresión… Y acá nada tiene que ver la política y menos la 4T, sino tu ego. Es así de simple: no te gustó tener ante ti a una mujer que tenía su propio punto de vista».

Berman aseguró que el investigador lleva varias semanas atropellando el contrato y la libertad de expresión, «y en un golpe de prepotencia te auto-nombraste el único conductor: el tiranito del programa».

Añadió que el hombre de 47 años de edad le h dado o quitado la palabra durante las transmisiones y decide quienes serán los invitados, los cuales aseguró son aliados políticos de Ackerman.

«Tú me das o quitas la palabra, tú decides los invitados (que se han vuelto solo aliados políticos tuyos) y tú decides la publicidad que emite el equipo pagado por @CanalOnce».

Sabina Berman añadió que continuará cumpliendo su contrato con honor y reiteró que el programa no es del investigador, «sino del país».

«Agrego también lo que ya te dijeron en otras partes: la 4T no es tu licencia personal para robar y atropellar, aprende a comportarte según acuerdos y contratos –y c cordialidad».

La escritora añadió una invitación al coconductor para que vea el nuevo espacio en que participa con Carmen Aristegui y Denisse Dresser.

«Es un maravilloso experimento que espero atraiga a quienes disfrutan el pensar en libertad y sin odio. Te invito a observar cómo eso es posible».

El lunes, en nuevos mensajes, Berman pidió a Ackerman para con el acoso laboral, el cual dijo que intenta disfrazar de ideología y colgarse de la Cuarta Transformación.

«PARA EL ACOSO, @JohnMAckerman. Aunque lo disfraces de ideología, le cuelgues palabras como 4T, neoliberal, democracia, uses al Presidente como imagen, es ACOSO. ACOSO: tratar de subordinar con violencia a otra persona. En este caso, ACOSO laboral. De nuevo, PARA EL ACOSO».

Además, respondió mensajes de usuarios de Twitter, en los que rechazó haber traicionado su postura, pues en los programas de opinión se sobreentiende que cada participante dirá su parecer acerca de los temas que se traten.

«No me voy a ninguna parte, estimado @TACHAZO. En los programas de análisis está sobre-entendido q cada cual despliega su propia postura. Sigo siendo de Izquierda, sigo siendo crítica, sigo siendo demócrata. Y por lo último, celebro la diversidad de ideas».

De igual manera, en otra publicación lamentó que se perdiera la oportunidad de «crear un espacio de voces diversas».

 

John Ackerman rechaza machismo

El pasado 8 de noviembre, John Ackerman aseguró que el «oportunismo de Lilly Téllez se queda corto frente al de Sabina Berman».

En una serie de tuits, el académico aseguró que Berman se había vestido con la piel de «anito-neoliberal» para colarse en la 4t, pero «ahora encuentra su verdadera casa» con Denise Dresser.

«A cualquiera que haya visto nuestro programa le consta que la dramaturga ha gozado de plena libertad de expresión y que un servidor jamás ha tenido actitudes machistas o intolerantes hacia su persona, sino todo lo contrario».

Ackerman aseguró que ha sido el titular del programa desde el primer día, por lo que ha tomado decisiones importantes.

«Como, por ejemplo, convencer a Sabina de que no era apropiado invitar a @FelipeCalderon o @EnriqueKrauze al programa e insistir en la importancia que estuviera alguien como
@fernandeznorona, a quien Sabina dejó plantado, por ejemplo».

Consideró una «enorme bajeza» que se le tachara de “macho tiranito”, “vándalo” y “ratero”, lo cual dijo demuestra una gran falta de profesionalismo.

«Me comentan que no es la única vez que la escritora toma una invitación para ir juntos de viaje como un permiso para expropiar la casa del anfitrión, pero espero que sea la última, aunque no estaría demás que @AristeguiOnline tome sus precauciones», agregó.

 

fahl