Usuarios han calificado este robo como el más gracioso y ridículo de lo que va de la cuarentena

A través de redes sociales se difundieron imágenes de un par de asaltantes que entraron a robar a una tienda con máscaras hechas de sandía.

 

El suceso ocurrió el 5 de mayo en una tienda llamada Sheetz en el condado de Louisa, Virginia, Estados Unidos, cuando dos sujetos bajaron de una camioneta Toyota Tacoma y se dirigieron al establecimiento.

 

Los dos jóvenes decidieron no mostrar su identidad por lo que optaron buscar una manera llamativa, su idea fue colocarse sandías en la cabeza con agujeros para sus ojos, y así lograron cometer el robo más ridículo y gracioso de la cuarentena.

 

Durante casi 2 semanas, la autoridad local estuvo buscando estos dos sujetos, hasta que el viernes pasado el jefe de la policía, Tom Leary, confirmó a CNN la captura de uno de los sospechosos y agregó que continúan con la búsqueda de la segunda persona implicada.

 

Medios locales afirman que el detenido fue identificado como Justin Rogers, de veinte años, y fue acusado por portar una máscara en público mientras cometía un robo, posesión de alcohol por menores de edad y hurto menor de alcohol.

 

 

Usuarios han calificado este robo como el más gracioso y ridículo de lo que va de la cuarentena.

 

«Definitivamente, esto no es algo que se ve muy a menudo en Louisa», comentó el oficial Leary en una entrevista.

 

 

 

AR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.