El juicio político contra Graco Ramírez iniciado este miércoles es para dañar su imagen dice documento interno de sus adversarios.

 

La comisión de Gobernación del Congreso de Morelos dio entrada a la solicitud de juicio político contra el ex gobernador Graco Ramírez y dos de sus colaboradores, informó el diputado, José Casas González este miércoles 5 de febrero.

 

Lo anterior es el primer paso que de acuerdo con un documento de la estrategia contra el ex gobernador de Morelos, y publicado hoy ampliamente en redes sociales, probablemente no le finque responsabilidad pero sí enlode su imagen.

En el documento elaborado por los adversarios de Graco Ramírez se plasma que: “Algunas consecuencias políticas que este juicio político podría tener:

-De ser sentenciado Graco Ramírez por el Tribunal Superior de Justicia del Estado, después de agotado todo el procedimiento, será la ocasión perfecta para dar por cumplida la promesa de campaña de ajusticiamiento al ex gobernador, aun cuando las faltas que se le imputan podrían no ser constitutivas de delito. Pero el linchamiento mediático será total con beneficios electorales a capitalizar.

 

-Graco Ramírez como actor político que sigue siendo, moverá sus hilos para evitar en la medida de lo posible ser acusado, ya que les guste a unos o no, sigue siendo un personaje con dimensión nacional. Además de que se supone que cuenta con activos “leales” al interior del Estado. Estos estarán en primera línea bajo presión de ambos lados, pues como dice el refrán: “En la cama y en la cárcel de conocen a los amigos”.

 

Que según documento interno, los diputados de Morelos le van a fincar el día de hoy un juicio político a Graco Ramírez para cosechar electoralmente el hostigamiento al ex gobernador. Trasciende un párrafo de como diseñaron la estrategia:” De ser sentenciado Graco Ramírez por el Tribunal Superior de Justicia del Estado, después de agotado todo el procedimiento, será la ocasión perfecta para dar por cumplida la promesa de campaña de ajusticiamiento al ex gobernador, aun cuando las faltas que se le imputan podrían no ser constitutivas de delito. Pero el linchamiento mediático será total con beneficios electorales a capitalizar”.