Foto: Cuartoscuro El lunes, de acuerdo a información oficial, la temperatura máxima alcanzada en algunas zonas de la CDMX y al área metropolitana fue de 30.7 grados centigrados, superando el récord histórico de calor para un 16 de febrero en la CDMX  

Debido a la falta de árboles, la escasez de agua, su superficie plana y ser la demarcación más poblada de la capital del país, la alcaldía Iztapalapa es la que tiene un mayor número de puntos con riesgo alto de padecer temperaturas elevadas, con 858 distribuidos en todo su territorio, de acuerdo al Atlas de riesgo de la Ciudad de México.

El atlas, publicado por la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la capital, se elaboró a partir del número de días de ocurrencia anual en los que se alcanzaron entre 34 y 37.6 grados Celsius.

El lunes, de acuerdo a información oficial, la temperatura máxima alcanzada en algunas zonas de la CDMX y al área metropolitana fue de 30.7 grados centigrados, superando el récord histórico de calor para un 16 de febrero en la CDMX; anteriormente, la temperatura más alta registrada en esta fecha fue en 1995, con 29.3 grados.

Para el día de hoy, se prevé una temperatura máxima de 26 grados a las 16:00 horas, mientras que ayer fue de 25 grados centigrados.

Consultado por 24 HORAS, el equipo de prensa de la alcaldía manifestó que se prepara un plan de acción ante la próxima temporada de calor, que se dará a conocer en los próximos días.

Mientras que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) aseguró a este diario que, en caso de ser necesario, se enviarán pipas con el líquido para apoyar a la demarcación.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el calor en la Ciudad de México se debe a un aumento en la temperatura derivado de una onda de calor que genera un ambiente estable y seco, con temperaturas diurnas cálidas a calurosas que han afectado de manera particular a la demarcación.

Al respecto, Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), confirmó ayer que el lunes se excedió el récord histórico de calor para un 16 de febrero en la capital e indicó que esto puede ser normal o deberse al cambio climático.

“En las cuestiones del cambio climático hay que hacer toda una serie de análisis de para poder establecer si se puede o no adjudicar, con cierto nivel de confianza, a ese fenómeno”, mencionó.

Por su parte, la Secretaría de Salud local (Sedesa) y la Agencia de Protección Sanitaria (APS) recomiendan a la población beber agua constantemente para evitar deshidratación o golpe de calor, lavarse las manos de manera constante al preparar o comer alimentos, después de ir al baño, al manejar alimentos que no estén cocinados y después de haber estado en contacto con basura.

CON INFORMACIÓN DE JUAN LLORENTE Y NOTIMEX

Xavier Rodríguez

LEG