La madre de todas las carreras

Luis Manuel López

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Junio es el mejor mes del año. Nadie puede negarlo. Cuando miras el calendario y encuentras la fecha de las 24 Horas de LeMans en su versión número 86 esperando a mitad del mes, con los brazos amorosos de una madre que anhela recibir a sus hijos descarriados.

LeMans tendrá este año un guiso muy condimentado para la reunión. Aunque se le reproche que las grandes marcas retiraran sus autos de la categoría estelar LMP1 con autos de tecnología híbrida, la madre de todas las carreras no pierde el brillo de sus ojos.

Y también como se ha hecho una buena costumbre los hijos mexicanos estarán ahí intentando meterse en el paquete de los elegidos. Esta vez son Memo Rojas, campeón de European LeMans Series, Roberto González en su segundo intento, y otro regiomontano José Gutiérrez, quien regresa también tras su primera experiencia.

Esos brazos amorosos de LeMans tendrán que abrirse para dar lugar a un buen número de estrellas, que van de los pilotos activos en Fórmula 1, cosa que había dejado de ocurrir por muchos años, hasta pilotos que salieron del retiro para volver a correr en la intimidante pista de la provincia de Loire.

Como es lógico captura especialmente la atención Fernando Alonso, quien correrá para Toyota y tiene la obligación de ganar ya que el equipo ha preparado todo para que suba al pódium en la categoría estelar.

Otro campeón mundial de F1, Jenson Button, aparece en el panorama y pretende tener un debut de buen nivel con los autos privados de la categoría más importante la LMP1.

Un piloto que no fue campeón mundial de F1, pero siempre resulta peligrosísimo rival en cualquier condición es Juan Pablo Montoya que intentará por primera vez, para entrar al club de los ganadores de la triple corona del automovilismo, (500 millas de Indianápolis, Gran Premio de Mónaco de F1 y LeMans).

Ese club es tan exclusivo que tiene solamente un miembro: Graham Hill, que ganó Mónaco cinco veces en F1, triunfó en Indianápolis en 1966 y fue vencedor en LeMans en 1972.

Correrá en la categoría LMP2 que es sumamente competitiva, pero el colombiano tiene todo para ser favorito desde estos días, cuando los autos apenas han comenzado a palpar el circuito.

En esa misma categoría vuelve Pastor Maldonado a las pistas, como coequipero del mexicano Roberto González, quien esta vez con mucha experiencia en el campeonato completo y con un equipo competitivo, tiene también oportunidad de aspirar al pódium y tal vez a un triunfo.

Y casi lo mismo para Memo Rojas Jr., quien busca extraer su experiencia como especialista de carreras de larga distancia, hay que recordar que Memo es un hombre récord que ganó todo en carreras de resistencia en los Estados Unidos.

José Gutiérrez tiene excelentes números, es un gran velocista y un piloto seguro en manejo nocturno. El año pasado así se ganó la atención de los jefes de equipo, condujo sin sobresaltos en las condiciones más difíciles, sin perder el ritmo de carrera.

 

JNO

Más del autor