Foto: Archivo | Twitter reportará sus resultados del primer trimestre este jueves  

Desde su ingreso a bolsa en 2013, Twitter solo fue rentable esporádicamente, y la duda ahora es si la compra por parte de Elon Musk ofrece perspectivas financieras más positivas para la red social.

A mediados de abril, el multimillonario afirmó que su decisión de comprar la empresa no tiene motivaciones económicas.

«No es una forma de ganar dinero. Tengo simplemente la fuerte intuición que tener una plataforma pública y abierta a la mayor cantidad de gente es extremadamente importante para el futuro de nuestra civilización», aseguró. 

En la Bolsa de Nueva York, desde hace poco menos de nueve años, Twitter tuvo pérdidas cada año, con excepción de 2018 y 2019, cuando el grupo obtuvo algo más de mil millones de dólares de utilidades.

Te podría interesar: Acelera comercio electrónico en México en seis años

Comprada por Musk por 44 mil millones de dólares, Twitter tiene una capitalización de mercado de 38 mil millones de dólares, cifra muy inferior a los 519 mil millones de dólares de Meta, matriz de Facebook, de acuerdo con el sitio de análisis companiesmarketcap.com.

Los ingresos de Twitter provienen esencialmente de la publicidad, pero la plataforma no atrae suficientes internautas para obtener ingresos considerables. A finales de 2021 tenía 217 millones de usuarios “monetizables”, es decir expuestos a la publicidad en la plataforma, lejos de los casi dos mil millones de usuarios de Facebook.

Twitter publicará el jueves sus resultados del primer trimestre. Wall Street prevé un beneficio por acción de tres centavos y una facturación de mil 200 millones de dólares.

FINANCIAMIENTO

Aunque la rentabilidad no parece ser la prioridad de Musk, el hombre más rico del mundo buscará como mínimo no perder dinero, en particular porque una parte de la compra será financiada con fondos propios: 21 mil millones de dólares.

Musk no ha detallado cómo planea aumentar la facturación de Twitter, salvo por un tuit en el que sugiere bajar el precio de la versión de paga, Twitter Blue, actualmente en 2.99 dólares mensuales, otorgar una cuenta certificada a los suscriptores que pagan, y suprimir la publicidad para esos usuarios. Luego retiró ese mensaje.

Otro camino sería reducir el número de empleados, lo cual podría ir de la mano de su voluntad de aligerar la moderación de contenidos en la plataforma. A finales de 2021, el grupo californiano contaba con siete mil 500 empleados en el mundo, y según un estudio de la escuela de comercio de la New York University, la firma empleaba en 2020 unos mil 500 moderadores.

ENDEUDAMIENTO 

Al financiar una parte importante de la compra con créditos, Musk aumentará el nivel de endeudamiento de la compañía. La agencia de calificación S&P indicó el lunes que podría bajar varios escalones la nota de crédito de la red social, actualmente en BB+, y ponerla en perspectiva negativa.

Te podría interesar: Bimbo anuncia venta de Ricolino por 27 mil millones de pesos

La principal interrogante no es tanto la deuda de Twitter, sino la forma en la cual se concretará el aporte personal de Musk, según Angelino Zino, analista de CFRA, firma de investigación de inversiones. 

El millonario podría asociarse a otros inversores para no comprometerse solo con su fortuna.

“Si logra incorporar otros espíritus brillantes (a la empresa) aumentará probablemente sus posibilidades de éxito”, de acuerdo con Zino. AFP y companiesmarketcap.com

OH