yucatán
Foto: Cuartoscuro / archivo / En los últimos 12 años, Mérida reportó en dos ocasiones temperaturas máximas extremas  

Ante el incremento de la masa de concreto y la deforestación, se podrían alcanzar temperaturas superiores a los 45 grados centígrados en Mérida “rango que podría convertirse en algo muy peligroso, convirtiendo a la capital yucateca en una auténtica isla de calor”, alertó el especialista en meteorología Juan Antonio Palma Solís.

El experto detalló que en los últimos años las temperaturas máximas extremas han aumentado en Mérida y hace unos siete años se llegó al récord absoluto de calor.

TE PUEDE INTERESAR:   Mérida inaugura recorridos en scooters

“Aunque es inevitable y, en cierta forma necesario, que nuestra ciudad siga creciendo, es importante que se tomen medidas rápidamente, ya que, si la isla de calor en Mérida sigue creciendo, en los próximos años se podrían alcanzar temperaturas superiores a los 45 grados”, dijo.

Palma Solís comentó que, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en los últimos 12 años se reportó en dos ocasiones una marca absoluta de temperatura máxima extrema en Mérida desde que se llevan recuentos.

La primera vez, en mayo de 2009, cuando el termómetro marcó 43.5 grados, y en abril de 2015 con 43.6 grados.

Esta condición, sostuvo, puede ser parte de nuestra variabilidad climática, pero también por la influencia del crecimiento de la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR: Protestan en Mérida por apagones constantes

Las islas de calor, agregó, se caracterizan por la marcada diferencia de temperatura que se observa entre los espacios urbanos repletos de construcciones, en comparación con la periferia, donde se tiene más vegetación.

La distribución espacial de temperaturas, puntualizó Palma Solís, es concéntrica o en forma de domo, si hacemos un corte transversal sobre la ciudad.

SUSTITUYEN VEGETACIÓN POR CONCRETO

El especialista resaltó que la construcción de nuevos fraccionamientos y el crecimiento urbano extienden la plancha de concreto en Mérida, además de que se presenta un mayor grado de deforestación.

La vegetación, puntualizó, es sustituida por superficies de concreto, asfalto, ladrillo y otros materiales de construcción que alteran el balance hídrico y radiactivo superficial, como, por ejemplo, la absorción de calor y su lenta dispersión.

Incluso, dijo Palma, en la noche la temperatura se mantiene mucho más alta que en zonas periféricas o comisarías.

Para regular este incremento de las temperaturas, manifestó, es importante reforestar Mérida, ya que los árboles proyectan sombra y refrescan el ambiente al no permitir una alta absorción de calor por la superficie.

Además, es necesario rehabilitar áreas verdes con pasto y plantas, pues ayudan a crear entornos más frescos en lugar de plataformas de concreto «donde se podría cocer un huevo», detalló.

CITA:

En donde hay más construcciones y masa de concreto, las temperaturas serán mucho mayores que en la periferia, donde existe más vegetación”
Juan Antonio Palma Solís.
Especialista en meteorología

NÚMEROS:
CALOR EXTREMO

Mayo de 2009
se registró una temperatura de 43.5 grados en Mérida, el primer máximo histórico

Abril de 2015
el termómetro marcó con 43.6 grados, segunda marca absoluta, de acuerdo con la Conagua

Sigue una onda calurosa en la mayor parte del país

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) alertó de un sistema anticiclónico que este mantuvo la onda de calor en la mayor parte del país, con temperaturas máximas de 40 a 45 grados Celsius en Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca y Veracruz.

En Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas se reportaron de 35 a 40 grados.

En tanto, Aguascalientes, Baja California, Coahuila y Nuevo León registraron de 30 a 35 grados Celsius.
LEG