Queda solamente una hembra de rinoceronte blanco del Norte en plan para salvar especie  
Foto: Twitter/@RioWildPhotos

Los científicos encargados del programa de supervivencia del rinoceronte blanco del Norte, en peligro de extinción, decidieron dejar de extraer óvulos de Najin, de 32 años, una de las dos hembras del programa para no hacer peligrar su vida.

A partir de ahora, Najin será únicamente una donante potencial de tejidos celulares, en tanto Fatu, su hija,será la única donante de óvulos del programa.

Te podría interesar: Mhoni Vidente le echa las cartas a Vicente Fernández y da predicción

Ellas son las dos últimas hembras de esa especie que quedan en el mundo y viven, bajo una alta vigilancia, en el parque Ol Pejeta de Kenia.

«Tras sopesar los riesgos y las posibilidades de los individuos y de la especie […] concluimos que esta era la única solución», afirmó Biorescue en un comunicado.

Desde 2019, Biorescue colecta óvulos de Najin y de Fatu y luego los envía a un laboratorio de Italia, donde son fecundados con el esperma de dos rinocerontes machos ya fallecidos.

Te podría interesar: De represión y crimen ‘Coyote Lake’ de Sara Seligman llega al streaming

Hasta ahora, el consorcio ha creado doce embriones, pero todos los que son viables proceden Fatu, la más joven.

Fatu y Najin son incapaces de portar embriones, y estos serán confiados otras hembras portadoras de una subespecie cercana, el rinoceronte blanco del Sur.

OH