Foto: Cortesía / La COFECE puntualizó dos maneras en que los clubes incurrieron en prácticas irregulares que atentan contra la competencia leal

La Federación Mexicana de Futbol (FMF) y 17 clubes fueron multados por coludirse para fijar topes salariales a las jugadoras de la liga femenina y por controlar el mercado de fichajes de la rama masculina, informó el jueves la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE).

TE PUEDE INTERESAR:   ¿Quién no recuerda al Bofo Bautista? Así fue su reaparición

«La COFECE impuso multas por un total de 177,6 millones de pesos (8,87 millones de dólares) a 17 clubes de fútbol de la Liga MX por su responsabilidad en la realización de prácticas monopólicas absolutas, y por coadyuvar en la realización de estas, a la FMF y a ocho personas físicas», informó el organismo en un comunicado.

La COFECE, organismo público y autónomo que vigila, promueve y garantiza la libre competencia económica en México, sancionó a los siguientes clubes: América, Pachuca, Cruz Azul, Mazatlán (antes Morelia), Guadalajara, Santos, Tigres, Toluca, Pumas, Monterrey, Necaxa, Atlante, Tijuana, Atlas, León, Querétaro y Puebla.

En su comunicado, la COFECE puntualizó dos maneras en que los clubes incurrieron en prácticas irregulares que atentan contra la competencia leal.

TE PUEDE INTERESAR:   Con boleto y vacunados para entrar al Gran Premio de México de Fórmula 1

La primera práctica fue la de «imponer topes máximos a los salarios de las jugadoras, lo cual profundizó aún más la brecha salarial entre mujeres y hombres futbolistas».

La Liga MX, creada en 2016 y en funciones desde 2017, pagaba salarios a las futbolistas divididas en tres categorías: las mayores de 23 años ganarían un máximo de 2 mil pesos mensuales; las menores de 23 años percibirían 500 pesos más un curso para su formación personal; las jugadoras de la categoría Sub-17 no tendrían remuneración.

Con esta acción aplicada a las jugadoras, explicó la COFECE, se evitaba «que los clubes compitieran por su contratación mediante mejores salarios, lo que no sólo repercutió negativamente en su ingreso, sino también tuvo como consecuencia ampliar la brecha salarial por razón de género».

La segunda práctica, ésta aplicada en la rama masculina, fue «segmentar el mercado de los jugadores al establecer un mecanismo que les impidió negociar y contratarse libremente con nuevos equipos».

Con lo anterior, los clubes se aseguraban de que un jugador próximo a cumplir su contrato negociaría nuevamente con ellos.

TE PUEDE INTERESAR:   Tom Brady afirma que ahora los defensivos son “más suaves” que en años anteriores

Esta práctica fue denominada Pacto de Caballeros y con ella, detalló la COFECE, «cada club registraba ante la FMF a los jugadores con los que tenían un contrato, pero a su vencimiento mantenían el derecho de retenerlos. Si un club distinto estaba interesado en contratar a un futbolista, necesariamente debía obtener la autorización del primer club que lo tenía y, a menudo, pagar una contraprestación por el cambio».

Motivo de la multa

«El denominado Pacto de Caballeros concluyó en 2018 como resultado de las pláticas entre la FMF, la Liga MX y la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales. Mientras que el tope salarial concluyó en 2019. Ambas prácticas fueron erradicadas previo a la determinación emitida por la COFECE», aseguró el comunicado

LEG