Refirió que, “durante los últimos 2 años México se mantiene como el país con más violencia homicida a nivel mundial"

Al asegurar que la frase: “abrazos, no balazos” es “simplona y perversa”, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Lilly Téllez, acusó que la “4T consolida y formaliza públicamente la unión entre el poder político y el poder del crimen organizado.

Durante su intervención en la comparecencia de la secretaria de Seguridad Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez y de los secretarios de la Defensa Nacional y Marina, Luis Cresencio Sandoval y Rafael Ojeda, respectivamente, la senadora que llegó a su escaño bajo las siglas de Morena, consideró que la frase usada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, es una declaración abierta “del sometimiento de la fuerza pública a la fuerza de las mafias”.

Lilly Téllez se va contra AMLO por visita de presidente de Cuba

Refirió que, “durante los últimos 2 años México se mantiene como el país con más violencia homicida a nivel mundial, de las 10 ciudades más violentas del mundo 7 son mexicanas; con la 4T hay más muertos que antes, van 91 mil asesinatos y contando, comparado a los tres primeros años del gobierno de Peña Nieto la 4t lo rebasa con el doble de muertos, y comparado con los tres primeros años del gobierno de Felipe Calderón la 4T lo supera con el triple de muertos.

“Los feminicidios aumentaron, cada día matan a 10 mujeres en México en lo que va de este sexenio, han asesinado a 43 periodistas en lo que va de este sexenio, han matado a 68 activistas y defensores de derechos humanos en lo que va de este sexenio, asesinaron a 102 políticos en las pasadas campañas electorales en lo que va de este sexenio”, acusó la panista.

«Lección aprendida»: Lilly Téllez califica como un error encuentro con líder de Vox

La senadora Téllez, cuestionó a los titulares de las Fuerzas Armadas, “¿No les da vergüenza, señores? No les da vergüenza, señores. Los invito a que porten ese uniforme no solo con gallardía sino con lealtad a la patria; las prendas y las estrellas no significan nada si quien las viste no tiene carácter para defender a los mexicanos”.

Cuestionamiento que le valió el repudio de los senadores de Morena y sus aliados del Partido Encuentro Social, que en su intervención, condenaron los gritos hacia las Fuerzas Armadas.

 

EAM