En redes sociales la celebración comenzó a primera hora, y cientos de internautas conmemoraron a su manera al icónico Bill Murray.

Hoy cumple 71 años uno de los actores y comediantes más queridos y carismáticos de las últimas décadas: Bill Murray. 

En redes sociales la celebración comenzó a primera hora, y cientos de internautas conmemoraron a su manera al icónico actor.

Para aquellos que deseen recordar los mejores momentos de Bill Murray en el cine, aquí un listado de 6 de sus mejores e imperdibles películas:

Ed Wood (1994)

Para muchos es una de las mejores películas de Tim Burton, y una de las menos reconocidas. En la cinta Murray comparte pantalla con Jhonny Depp en una historia que habla sobre uno de los “peores directores de todos los tiempos”: Bunny Breckinridge.

Te puede interesar: Las artes oscuras iluminan Orlando con The Wizarding World of Harry Potter

La vida acuática con Steve ZIssou (2004)

Bill Murray da vida al legendario oceanófgrafo Steve Zissou, quien emprende el viaje de su vida en muchos sentidos. Bill entrega en esta cinta una actuación que refleja miseria y egoísmo, al igual que logra conmover hasta las lágrimas.

El fantástico Sr. Zorro (2009)

Bill fue sin duda la gran estrella de la primer película animada del director Wes Anderson junto con George Clooney, el protagonista. 

Los cazafantasmas (1984)

La película no requiere mayor presentación, y significó uno de los mayores éxitos comerciales de la carrera de Bill Murray de la industria cinematográfica. Un verdadero clásico de los blockbusters que sigue a un carismático grupo de «exterminadores» de fantasmas con Bill a la vanguardia.

Tres son multitud (1998)

Bill Murray ha trabajado ya varias veces con el ahora aclamado director Wes Anderson, incluyendo la que fue apenas su segunda película, que marcaría el inicio de su larga lista de trabajos juntos. 

Perdidos en Tokio (2003)

Para muchos la mejor actuación de Bill Murray ocurrió en esta cinta de Sofía Coppola, compartiendo créditos con Scarlett Johansson. El actor da vida a Bob Harris, un actor de mediana edad que viaja a Tokio para grabar un comercial que se enfrenta a un dilema existencial sobre su vida, que no lleva un rumbo fijo.

Te puede interesar: Oportunidad para emprender en las artes gráficas