«Arbitraria, injusta y humillante». Así calificó su detención el general Salvador Cienfuegos en una desesperada carta de ayuda dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que solicitó su intervención ante el gobierno de Estados Unidos, tras su detención en territorio americano en octubre de 2020.

Así lo reveló el mandatario federal en las páginas de su nuevo libro, «A Mitad del Camino», en el que comparte una copia del texto a mano, escrito por el ex secretario de la Defensa Nacional, luego de ser detenido e investigado por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Sin consenso para aprobar Ley de Revocación de Mandato en el Senado 

«Los careos que se me atribuyen son totalmente falsos, porque nunca en mi vida he cruzado una palabra con ningún criminal narcotraficante, ni por terceras personas, ni mensajeros, ni llamadas telefónicas o mensajes de cualquier tipo», se lee en la misiva firmada el 29 de octubre de 2020, en la ciudad de Los Ángeles, California.

En este sentido, se refirió a su detención como una acción «arbitraria, injusta y humillante, en frente de mi familia (esposa, cuatro hijas y tres nietas), por las autoridades del combate a las drogas en este país (DEA)».

«Le solicito su superior intervención para que el juicio que se me impone sea agilizado y pueda demostrar mi inocencia», revela la carta en uno de los párrafos.

Batres entrega tercer informe de gobierno al Congreso de la Ciudad

Tras revisar el texto, López Obrador entregó la carta a una persona de confianza. «Cuando estábamos completamente seguros de que no había elementos, como dicen los abogados, se solicitó , primero de manera diplomática y luego a través de la Fiscalía General de la República que enviaran a México al general, para que fuera investigado», indicó.

«El 18 de noviembre de 2020 el general Cienfuegos regresó a México. Meses después, La FGR resolvió que no había motivo para fincarle delito alguno», señaló el mandatario en las paginas de su libro.