Lucha libre ‘made in USA’ (con todo y sillazos) busca conquistar a China

Los combates de lucha libre organizados por la Middle Kingdom Wrestling (MKW) en China van ganando adeptos

Lucha libre ‘made in USA’ (con todo y sillazos) busca conquistar a China
Foto: Captura de video de Youtube de Middle Kingdom Wrestling La lucha libre va tomando fuerza en China, país de artemarcialistas


Ovacionado por un público extasiado, un luchador con el torso desnudo estrella  una silla en la cabeza de un oponente: bienvenidos a un combate de lucha libre a la estadounidense (made in USA), un deporte-espectáculo que espera conquistar China.

“Es brutal pero es entretenido”, opina Su San, una china entusiasmada en el que es su primer combate como espectadora.

Como ella, unas 200 personas han acudido a un gimnasio de Shenzhen (sur) para presenciar unos combates organizados por Middle Kingdom Wrestling (MKW), una empresa que promueve la disciplina en China.

Los episodios curiosos de Lionel Messi en su cumpleaños 34

Alberto Curry, luchador estadounidense más conocido por su nombre artístico ‘Zombie Dragon’, es uno de estos misioneros de la disciplina que espera conquistar el país más poblado del mundo con sus 1.400 millones de habitantes.

“En Estados Unidos la lucha libre profesional está por todas partes. El mercado está muy saturado. Es demasiado. Pero en China es muy novedosa y mucha gente nunca ha oído hablar de ella”, explica el luchador de 31 años a la AFP.

“Una vez que los espectadores conocen a los personajes, los uniformes y todo, entran realmente en el juego”, abunda el gladiador.

En el ring, dos combatientes chinos intercambian patadas y puñetazos teatrales entrenados con anterioridad para prevenir el riesgo de lesiones.

Uno de los luchadores, denominado ‘Black Mamba‘ (Zhang Wendong es su nombre civil), golpea a su rival en la cara con su puño revestido de una cadena metálica.

‘Amo la lucha libre, es mi adicción’; esta es la historia de La Vaquerita

Sentados o de pie alrededor del ring, los espectadores lanzan “ooohhhh” de sorpresa cuando el joven tatuado de 25 años agarra una silla y golpea en la cabeza a su adversario, ya en el suelo.

Adrian Gomez, fundador y dirigente de MKW, creada en 2015, está de acuerdo en que la disciplina sigue siendo un deporte de nicho en China, aunque asegura que ya cuenta con adeptos “apasionados”.

Gomez percibe similitudes con las artes marciales chinas, donde el espectáculo gira también sobre la violencia pura. Una base cultural propicia para el desarrollo de la lucha libre, opina.

El estadounidense espera enviar un día a combatientes chinos a Estados Unidos, el país rey de la lucha libre donde la World Wrestling Entertainment (WWE, antigua WWF) impone desde hace varias décadas las normas mundiales de la disciplina.

“De momento, la lucha libre profesional solo es un pequeño charco” en China con estos eventos locales, esboza Adrian Gomez, “pero esperamos que gane popularidad y se convierta en un océano”, inundando todo el país.

FF