Derrumbe del Metro, ¿mismo trato judicial que al Rebsamen?

Adrián Trejo

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.


El esperado dictamen sobre las causas que provocaron la caída del Metro de la Línea 12 en la estación Olivos confirma lo que se venía especulando desde hace semanas:

“Falla estructural asociada a la construcción’’.

Tan simple y tan complejo.

El dictamen establece que hubo mala calidad en los materiales utilizados en la construcción, desde una mala soldadura, hasta la debilidad de las losas que soportaban el peso de los rieles y el tren.

Listo.

¿Eso es todo?

Al peritaje técnico le falta el peritaje penal, es decir, el que finca responsabilidades por la negligencia en la construcción encontrada y reportada por la firma noruega DNV contratada para hacer el estudio.

Las constructoras involucradas Carso Infraestructura y Construcción (CICSA), Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y Alstom Company México, no habían salido a declarar sobre el dictamen que los señala como responsables del accidente

Evidentemente, no se espera que ningún directivo de esas empresas pise la cárcel, pero siguiendo la lógica que se usó para “resolver’’ el caso del derrumbe del Colegio Rebsamen, tras el sismo de septiembre de 2017, seguramente las autoridades de la capital estarán buscando a los encargados de la obra, al ingeniero residente, a los supervisores y a quienes hayan participado en la construcción del tramo elevado.

En el caso del Rebsamen, no sólo se encarceló a la dueña del colegio por no haber respetado los límites para la construcción -aunque los permisos fueron otorgados por funcionarios de la delegación Tlalpan- sino que se persiguió al encargado de la obra.

¿Quiénes fueron los responsables de la construcción del tramo elevado de la Línea 12?

No lo sabemos aún, pero seguramente la Fiscalía de la capital ya estará integrando el expediente como lo hizo en su momento en septiembre de 2017, no importa que el empresario más rico del país, Carlos Slim, consejero presidencial en materia de negocios, sea dueño de una de las empresas señaladas.

****

¿Alguien sabe en donde se encuentra escondida la directora del Metro, Florencia Serranía?

La ausencia de Serranía, “que nada más es la directora del Metro’’, fue lo más notable durante la presentación del dictamen preliminar sobre las causas que provocaron el derrumbe de un tren en la estación Olivos.

Quién sabe qué favores le deban López Obrador y/o Claudia Sheinbaum a la funcionaria que está más blindada que la bóveda del Banco de México.

Por lo pronto, ayer no se dejó ver y tampoco fue mencionada en el documento.

Ya amerita la emisión de una alerta Amber.

****

Guarde el documento firmado por los gobernadores electos de Morena, en el que se comprometen a ser austeros, honrados, decididos, fuertes y valientes.

Ya está visto que este tipo de compromisos son una vacilada porque se quiera o no, una cosa es ver los toros desde la barrera y otra estar en el ruedo.

Y no, siendo gobernadores no es la intención la que cuenta, sino los resultados.

Por lo pronto, ya anunciaron que no se mantendrán en la Conferencia Nacional de Gobernadores -que ya estaba muerta-, creada en el sexenio de Fox por iniciativa de gobernadores del PRI y el PRD, entre ellos Ricardo Monreal Ávila, entonces gobernador de Zacatecas.

Y ya ve cómo son las redes sociales que no dejaron pasar la oportunidad de sugerir nombres para la asociación que todavía se encuentra en su fase embrionaria.

Por respeto no se publica aquí el nombre que más veces se repitió.

¿Usted, cuál le pondría a la nueva asociación de gobernadores de Morena?

LEG