Europa reclama retrasos en cadenas de producción

Los laboratorios Pfizer/BioNTech y AstraZeneca han reportado insuficiencia en su capacidad de producción, la UE exige transparencia; Moderna deberá reforzar su biológico ante la rápida aparición de variantes del coronavirus

Europa reclama retrasos en cadenas de producción
Foto: Reuters En Serbia, la gente hace fila para recibir la vacuna contra el Covid-19 de la firma china Sinopharm, fuera de la Feria de Belgrado, convertida en un centro de inoculación. Es el primer país europeo en utilizar esa sustancia asiática.

Fallas en la capacidad de producción y dudas sobre su eficiencia ante las recientes variantes del SARS-CoV-2 son los dos principales factores que nublan la esperanza sobre las vacunas contra dicho virus.

En el mundo se levantan las voces que reclaman a laboratorios como Pfizer y AstraZeneca por demoras en las entregas de las sustancias… y sospechas de su eficiencia tras la rapidez que demostró tener el microorganismo para mutar.

Los últimos retrasos fueron anunciados por el laboratorio AstraZeneca: “Son inaceptables”, señaló la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides, quien pidió transparencia en las exportaciones desde el bloque.

“El nuevo programa de entregas es inaceptable (…) la Unión Europea desea saber cuántas dosis han sido producidas y dónde y a quién han sido entregadas. Las respuestas no son satisfactorias”, sentenció Kyriakides.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se comunicó ayer con el director general de AstraZeneca para discutir la crisis.

Y es que la firma, que trabaja con la Universidad de Oxford, anunció que una vez que la UE autorice su proyecto, no podría entregar la cantidad de dosis prevista.

Se espera que su biológico reciba la autorización de la Agencia Europea del Medicamentos (EMA) para su comercialización en la UE a finales de enero. Sería la tercera vacuna contra el Covid-19 autorizada en el Viejo Continente, tras las de BioNTech/Pfizer y Moderna.

El bloque encargó por adelantado 300 millones de dosis de esta vacuna, con opción a otros 100 millones.
Apenas el 15 de enero, Pfizer confirmó un cambio en su capacidad de producción que reduciría el número de dosis que se distribuirían en Europa en las próximas semanas.

Y de las que hay… dudan

El mismo laboratorio Moderna reveló ayer que planea comenzar ensayos clínicos de una versión de refuerzo alterada de su vacuna dirigida a la variante sudafricana, después de que pruebas mostraran que la sustancia autorizada produce una respuesta disminuida.

También probará una inyección de refuerzo adicional para ver si aumenta la reacción de anticuerpos.

En tanto, en medios locales alemanes trascendió que la vacuna de AstraZeneca no es muy efectiva para mayores de 65 años, según fuentes de la coalición gobernante alemana. Ya hacia la noche de la víspera, el laboratorio británico refutó la información y defendió su producto.

Las reglas no han cambiado: OMS

Las variantes del SARS-CoV-2 no cambian las reglas de juego ni los cuatro elementos que los países deben implementar para controlar la pandemia: prevención, control, tratamiento y vacunación.

Así lo recordó la víspera María Van Kerkhove, jefa epidemióloga de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Quiero reiterar que todo lo que hemos aprendido de las variantes no cambia el enfoque para controlar el Covid.

Tomará mucho más tiempo del que queremos para que las vacunas tengan el impacto que van a tener, pero tenemos otras herramientas, ahora mismo tenemos que prevenir la mayor cantidad de casos que podamos. No solo para mantenernos seguros sino para proteger a nuestros seres queridos que tienen otros riesgos”, explicó en conferencia.
La experta resaltó que en países donde se han detectado las variantes, como Sudáfrica, Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, los casos están disminuyendo.

“Las medidas de control funcionan, que no se nos olvide que todavía tenemos estas herramientas”, advirtió tras invitar a todas las personas a ser proactivas en la prevención.

También quieren aplicar más pruebas

AFP

La Comisión Europea instó a que se realicen más pruebas de detección de Covid-19 a los viajeros, mientras busca desesperadamente resolver los retrasos en las entregas, que motivaron una fuerte subida de tono con el laboratorio AstraZeneca.

Funcionarios de la Comisión pidieron a los 27 Estados miembro imponer pruebas PCR previas a los viajeros, y cuarentenas a su llegada si provienen de zonas con presencia de variantes.

“Las nuevas variantes nos han llevado a tomar decisiones difíciles, pero necesarias”, tuiteó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.
LEG