El pleito por Baja California

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de 24 HORAS.

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email

     @osdtagle

 

Falta poco más de un año para que se dé la elección a la gubernatura en Baja California, pero esto parece no importarle al gobernador Jaime Bonilla Valdez, quien ha decidido emprender una guerra contra el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz.

Pero lo que resulta preocupante es que en esta pre batalla electoral, el gobernador Bonilla parece estarse olvidando de las personas que viven en Tijuana. Esta semana su pleito provocó que suspendieran los consultorios de la Dirección Municipal de Salud, dejando sin servicios médicos a más de 8 mil 200 empleados de confianza y familiares afiliados del XXIII Ayuntamiento de Tijuana.

Lo anterior pese a la contingencia sanitaria por el Covid. De los datos que se tienen sobre este nuevo encuentro. Es que el gobernador ordenó al Secretario de Salud de la entidad una inspección a las instalaciones de las clínicas y fue ahí donde encontró supuestas irregularidades, con lo que ordenó suspender las áreas de medicina asistencial y los consultorios de atención médica.

El pleito del gobernador llevó a que se afectarán a 8 mil 294 personas, entre empleados de confianza y sus familiares, en promedio a más de 700 personas a la semana se atienden en estas clínicas.

Tijuana fue una de las primeras entidades en ser afectada por el Covid, y los esfuerzos de clínicas y hospitales  ayudaron a disminuir la incidencia de contagios de Covid-19 en el municipio.

Las diferencias entre el alcalde de Tijuana y el gobernador eran conocidas en los círculos de la política local, pero se hicieron públicas hace unas semanas cuando a través de un video el edil denunciará  que fue citado en la Ciudad de México por el exsubsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, para advertirle que hay una investigación en su contra por la venta de un decomiso, cuyos fondos serían usados para su futura campaña.
A partir de entonces la batalla entre el gobernador y Arturo González ha sido fuerte. Esperemos que el gobernador entre en razón y al menos en este pleito electoral, piense en sus gobernados.

En 2019, ambos buscaron la candidatura de Morena a la gubernatura, pero la cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador permitió a Bonilla ocupar esa posición, mientras el premio de consolación, Tijuana, la principal ciudad del estado, fue para González Cruz, ahora González Cruz se perfila como candidato de Morena a suceder a Bonilla.


En otros procesos el asunto de la cooperativa Cruz Azul no acaba, y menos después de las distintas auditorías que se están haciendo a la administración de Billy Álvarez. En esta ocasión la nueva directiva de la de la cooperativa presentó una nueva demanda ante la fiscalía de justicia de la Ciudad de México.

En esta ocasión la denuncia contra Guillermo Álvarez Cuevas, mejor conocido como Billy Álvarez, es porque se descubrió un nuevo esquema por medio del cual, Guillermo Álvarez desviaba dinero de la Cooperativa, a través de las filiales de la empresa, específicamente Azul Concretos y Premezclados S.A. de C.V., y Cementos y Concretos Nacionales S.A. de C.V.  Las facturas y estructuras de esas empresas  fueron proporcionadas por Jorge Álvarez Macisse, quien operaba dichos pagos en contubernio con su padre, Guillermo Álvarez Cuevas.

 

Compartir
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en print
Compartir en email