En Albuquerque, Nuevo México, en Estados Unidos, el Centro Médico Christus St. Vincent, ha recibido una demanda por parte de una paciente, luego de que ésta fuera reanimada sin su autorización.

 

La mujer, de nombre Jamie Sams, ha afirmado que el día 5 de febrero de 2016 en dicho hospital le fue suministrado Dilaudid, un calmante para el dolor, al cual ella es alérgica y lo había informado previamente.

 

Tras la administración del medicamento la paciente sufrió un paro cardíaco, haciendo que los médicos la reanimaran. No obstante, la mujer mantenía el deseo de no resucitación en este tipo de casos, inclusive se ha apuntado que Jamie Sams contaba con una pulsera con las siglas «DNR«, que significan -no resucitar- en inglés.

 

Sams, sufre un mal conocido como Enfermedad de Dercum, el cual produce tumores en todo el cuerpo.

 

Tras el incidente con el hospital, la afecta ha declarado que ahora debe vivir con fuertes dolores, además de discapacidad y costosas facturas médicas por el resto de su vida. Por ello decidió proceder legalmente.

 

Hasta el momento se desconoce el monto que reclama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.