cámara de diputados
Foto: Cuartoscuro |  

La Cámara de Diputados aprobó ayer tres dictámenes de reforma a la Constitución para eliminar la discriminación laboral; garantizar una vivienda adecuada, y evitar que apoyos económicos sean susceptibles de retenciones o embargos.

En el primer caso se reformó el Artículo 123 constitucional para que para que todo contrato de trabajo se incorpore que “tampoco podrá establecerse un límite máximo de edad para la contratación u ocupación de un empleo”.

Además, para el sector público se incluyó que en ningún caso podrá establecerse una restricción de edad máxima para el acceso o continuación en un cargo dentro del este sector.

Por si no lo viste: Insiste Creel en reunión con AMLO, “a pesar de las formas”

El dictamen indica que hay evidencia de que la participación de la población adulta mayor tiene impactos positivos en la sociedad a nivel general, ya que aporta experiencia, productividad y vitalidad.

En cuanto al “blindaje” a los apoyos económicos de programas sociales ante retenciones o embargos por particulares, el pleno votó por unanimidad los cambios.

Con ello, los apoyos económicos, pensiones no contributivas, becas y demás apoyos que tengan por objeto el combate a la pobreza y la desigualdad social que entreguen los gobiernos federal, estatal o municipal no serán susceptibles de retenciones, descuentos, deducciones, compensaciones o embargos por parte de particulares.

Finalmente, respecto a la vivienda adecuada, los legisladores en San Lázaro modificaron el Artículo 4 de la Carta Magna para establecer que toda persona tiene derecho a ella.

Por si no lo viste: Aprueban quitar cambios de horario, salvo en 27 municipios de la frontera norte

El dictamen refiere que el derecho a disfrutar de una vivienda digna y decorosa fue incluido en la Carta Magna en 1983, pero esta definición no conlleva una conciencia de responsabilidad ambiental, lo que la aleja de un desarrollo sustentable generador y regulador de recursos naturales.

Los tres dictámenes fueron enviados al Senado para su revisión y votación, por tratarse de reformas constitucionales, de aprobarlas la Cámara alta se enviarán a los 32 congresos estatales para su aprobación, de los cuales únicamente necesita el aval de 17.