Ucrania zaporiyia
Foto: AFP / Durante el sábado pasado, Ucrania y Moscú se acusaron mutuamente de atacar la central nuclear  

«Los riesgos de desastre aumentan cada día» en la central ucraniana de Zaporiyia, que rusos y ucranianos se acusan mutuamente de bombardear desde hace más de una semana, advirtió el domingo el alcalde de la ciudad donde se encuentra la planta.

TE PUEDE INTERESAR:    Piden vigilar suministro de armas en Ucrania

«Lo que está sucediendo es terrorismo nuclear puro y simple», practicado por Rusia, y «esto puede terminar de manera impredecible en cualquier momento», dijo Dmitro Orlov, alcalde de la ciudad de Energodar.

La central de Zaporiyia está ocupada por fuerzas rusas desde marzo (pocas semanas después del inicio de la invasión de Ucrania) y Kiev acusa a Moscú de haber instalado allí cientos de soldados y de almacenar armas.

También afirma que Rusia bombardea sectores de la central para achacar los disparos a las tropas ucranianas.

TE PUEDE INTERESAR:    Destraban Rusia y Ucrania suministro de granos

Durante el sábado pasado, Ucrania y Moscú se acusaron mutuamente de atacar la central nuclear.

«¡Reduzcan su presencia en las calles de Energodar! Hemos recibido noticias de nuevas provocaciones por parte de los ocupantes» rusos, explicó en Telegram la agencia nuclear ucraniana, Energoatom, que publicó un mensaje de un dirigente local de la ciudad de Energodar (controlada por Kiev) cerca de la cual se encuentra Zaporiyia.

«Según los testimonios de los habitantes, hay nuevos bombardeos en dirección de la central nuclear de Zaporiyia (…) El intervalo entre la salida y la caída de los disparos es de 3 a 5 segundos», añaden en el mensaje.

Por su parte, las autoridades de ocupación instaladas por Rusia en las zonas del sur de Ucrania acusaron a Kiev de estar detrás de los ataques.

«Energodar y la central nuclear de Zaporiyia están bajo fuego de militantes (del presidente Volodimir) Zelenski», declaró en Telegram Vladimir Rogov, miembro de la administración militar y civil prorrusa.
Los proyectiles cayeron «en zonas situadas en las orillas del Dnieper y en la central», afirmó Rogov, sin dejar víctimas ni daños.

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró el jueves una reunión de emergencia y advirtió de una «grave» crisis en marcha en Zaporiyia.

«Reitero que la situación es seria, grave», afirmó el jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, llamando a rusos y ucranianos a que permitan el ingreso de un equipo de expertos de la institución «lo antes posible» para evaluar la situación de la mayor central nuclear de Europa.

Ucrania señaló que los primeros bombardeos en Zaporiyia se produjeron el 5 de agosto e impactaron un cable de alto voltaje, apagando uno de los seis reactores de la central. Otros ataques, el jueves, dañaron una estación de bombeo y sensores de radiación, de acuerdo con las autoridades ucranianas.

 

LEG