La directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla reconoció que no se ejerció la totalidad de los recursos que se le destinaron y “regresaron a donde tenían que estar disponibles, en la Tesorería de la Federación, para proyectos prioritarios del Gobierno federal”.

TE PUEDE INTERESAR:  Firman Conacyt y Salud convenio de colaboración

En una reunión virtual que sostuvo con diputados y senadores de las Comisiones de ciencia y tecnología de ambas cámaras, la directora señaló que estos recursos devueltos también fueron destinados para ciencia y tecnología “porque el presupuesto de ciencia en los egresos de la Federación no ha hecho más que aumentar en becas y en todos los demás aspectos”.

Álvarez-Buylla expuso que respecto a los ahorros en el Consejo se revisaron los convenios de asignación de recursos a todos los proyectos y aquellos que no tuvieran solvencia administrativa o técnica fueron cerrados sin que hubiera de por medio algún tipo de cuestionamiento o demandas de tipo legal.

“Son recursos que estaban ahí, pasivos, no es que estuvieran invertidos y nosotros sacamos la inversión de un lado y con eso se canceló un proyecto, no.

TE PUEDE INTERESAR:   Firman INSP y Conacyt convenio de colaboración para fortalecer investigación en salud pública

“Los recursos públicos del pueblo de México que estaban ahí, pasivos y que podrían seguirse dispendiando o administrando de manera opaca, hicimos lo que teníamos que hacer, consolidarlos y hacer inversiones estratégicas para asegurar lo que hemos logrado (y) los resultado que se están viendo y van a cerrar mucho más fuerte en los próximos años”, aseguró.

Según la titular del Conacyt, uno de estos logros de tener eficiencia de innovación e invertir recursos públicos en proyectos viables, son los ventiladores para atender a enfermos de Covid-19.

FUGA DE CEREBROS

Álvarez-Buylla expresó que según un estudio, se calcula que se han “fugado” del país un millón de investigadores con grados de doctorado y maestría formados con recursos públicos.

Lo anterior, dijo, debido a la falta de oportunidades en el país que achacó a años anteriores.

“Y hay un número de varios miles que están sujetos a irse, no por elección, sino por obligación y por eso se han atendido con plazas de investigación en México y becas post doctorales de mayor longitud de tiempo, de cuatro años”, dijo.

 

LEG