rugby
Foto: AFP | Las federaciones se apoyaron en "elementos científicos" para justificar estas medidas.  

Las Federaciones inglesas de rugby a XIII y rugby a XV anunciaron este viernes que vetarán para la próxima temporada de sus competiciones femeninas a las jugadoras transgénero nacidas con sexo masculino.

Los reglamentos han sido modificados para que únicamente las jugadoras nacidas con sexo femenino puedan participan en esas competiciones.

Te podría interesar: FINA prohíbe que nadadores transgénero participen en carreras femeninas

Las dos federaciones se apoyaron en «elementos científicos» para justificar estas medidas.

La Federación Inglesa de Rugby a XV (RFU) indica en un comunicado que la «investigación ha suministrado pruebas de que las diferencias físicas entre las jugadoras nacidas de sexo masculino y femenino y que las ventajas en términos de fuerza, resistencia y físico aportadas por la testosterona y la pubertad masculina son significativas y se conservan incluso después de la supresión de la testosterona».

El Consejo de la RFU aprobó el nuevo reglamento por un débil margen de 33 votos contra 26 en contra. Hubo dos abstenciones.

Los anuncios de las dos federaciones inglesas de rugby siguen a otros similares realizados en el deporte en los últimos tiempos.

Te podría interesar: Nadadoras buscan excluir a deportista transgénero de las competencias

El pasado mes, la Federación Internacional de Natación (FINA) había decidido que toda deportista que haya pasado por la pubertad masculina sea excluida de sus pruebas femeninas de élite.

A principios de julio, la Federación Británica de Triatlón anunció también que las mujeres transgénero no podrían competir en sus competiciones femeninas, sino que tendrán que hacerlo en una nueva categoría abierta.

 

EAM