Ahora la página de Visit México en vez de anunciar destinos turísticos anuncia refrescos embotellados, la página propiedad de la nación ahora maneja pautas de marcas diversas, hasta ayer, en su home lucía radiante un big banner a full size y un video incrustado alusivo a una marca gaseosa.

Los mal pensados dirían que ahora la página de Visit México que en otros tiempos fue considerada una de las mejores herramientas digitales del mundo, que infringía respeto en al ámbito turístico hoy se maneja a discreción como cualquier otro medio de comunicación que se monetiza de banners y vive de las pautas.

Ya anoche ese big banner fue retirado del home al igual que un video oficial de la firma refresquera, solo quedaron los banners laterales y los intercalados en medio de los artículos de contenido, eso a las 10 pm cuando escribo este artículo.

Y no es nada en contra de los empresarios y anunciantes, importantísimos para el sustento de los medios de comunicación, es más bien la extraña metamorfosis que ha sufrido especialmente esta página de promoción del gobierno federal mexicano y la forma como es manejada ahora por manos privadas.

Pasó de ser el vehículo oficial de promoción de todo un país, a verse casi como cualquier blog o medio comerciante de banners. Pero ¿Qué gana nuestro país México con eso? ¿Debería transparentar Miguel Torruco lo que se ha hecho con esa página web desde agosto de 2019 que fue presentada por primera vez con bombo y platillo? ¿Quién factura esa publicidad?

En aquel lejano 2019 el secretario Miguel Torruco indicó que con ese lanzamiento arrancaba «una nueva etapa en consolidación turística del país»

«Es una nueva era del turismo en México, la era de la digitalización en la promoción turística, que será un hito en la historia de esta actividad», dijo el funcionario el día de la presentación el 27 de agosto de ese año.

Aquella vez Carlos González, nuevo director de la plataforma, explicaba que el portal estaría abierto a todas las empresas que se quieran anunciar en él. Y literal así está sucediendo.

«Es el vehículo de promoción digital del país y es una herramienta para que toda la industria turística pueda beneficiarse», comentó.

Añadió que Visit México migraría de ser una plataforma que atendía sólo a visitantes interesados en visitar México a ayudar a los proveedores, empresas del sector y destinos a interactuar entre ellos y cerrar negocios. Habrá que revisar los resultados a 3 años de distancia.

Y es el mismo secretario Miguel Torruco Marqués quien bajo el pretexto de que su administración no gastaría ni un peso en la página ni en la promoción del país quien entregó personalmente este bien público digital a la empresa Braintivity bajo un contrato de concertación, lo que sea que eso signifique.

Así Visit México desde entonces se ha visto envuelta en sonoros escándalos, el más sonado fue aquel zafarrancho del supuesto hackeo en 2020, donde la verdad luego salió a flote por un extraño altercado interno con tintes de conflicto de intereses entre colaboradores y ex colaboradores de la codiciada página web.

Desde mi punto de vista no hubo hackeo ni nada que se le parezca, más bien fue en conflicto entre viejos colegas que animados por el secretario para trabajar juntos no se supieron manejar y al final todos salieron raspados, hasta Torruco le tocó ya que fue denunciado en la Secretaría de la Función Pública.

Hoy el secretario ya ni siquiera menciona a la página web Visit México, desde el conflicto aquel del supuesto hackeo ha hecho mutis, prácticamente lleva año y medio que ya no le hace ruido ni la refiere para nada, más bien anda volteado mirando para otros lares y a otras páginas web la ha convertido en “aliadas “de su gobierno.

El caso es que hoy Visit México parece que cambia los anunciantes turísticos por las gaseosas.

LEG