FED
Foto: AFP / La Fed debe hacer un delicado equilibrio para frenar precios sin afectar demasiado el crecimiento  

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal estadounidense (Fed) inició ayer su reunión de dos días durante la cual decidirá la magnitud de un nuevo incremento de tasas para contener la inflación, que está en máximos de 40 años.

Si, como prevén algunos actores de mercado, la subida es de 0.75 puntos porcentuales, se trataría del incremento más fuerte desde 1994. Un alza de medio punto porcentual se da por hecho en el mercado.

TE PUEDE INTERESAR:   Fed eleva su tasa; no observa una recesión

El encuentro terminará este miércoles a media jornada y el banco central emitirá su comunicado de política monetaria a las 13:00 horas (tiempo del centro de México), para luego dar paso a la tradicional rueda de prensa del presidente de la institución, Jerome Powell, media hora después. También se actualizarán las previsiones de inflación, crecimiento y desempleo para Estados Unidos.

La posibilidad de un incremento de tasas de 0.75 puntos porcentuales o 75 puntos base tiene intranquilos a los mercados.

La inflación pareció ceder tímidamente en abril e hizo pensar que tal vez lo peor había pasado. Pero uno de los índices de inflación para mayo, publicado el viernes pasado, fue un brutal baño de realidad, con un nuevo récord en 40 años para el incremento de precios al consumo a 12 meses, que se ubicó en 8.6% en la medición del índice CPI.

La Fed, sin embargo, privilegia el índice PCE, que se publica más entrado el mes siguiente a la medición, y que también tuvo un descenso en los datos a tasa anual en abril para colocarse en 6.3%, muy por encima todavía del 2% que el banco central considera sano para la economía.

Al subir las tasas de referencia, la Fed lleva a los bancos comerciales a aumentar el costo del crédito para sus clientes, con el objetivo de frenar el consumo y así despresurizar los precios.

En marzo de 2020, el banco central siguió el camino opuesto y bajó sus tasas prácticamente a cero para sostener la economía y el consumo, motor del crecimiento en Estados Unidos, ante la expansión del Covid-19.

Las tasas de interés permanecieron en un rango de entre cero y 0.25% durante dos años. La primera subida ocurrió luego en marzo de 2022, y fue de un cuarto de punto porcentual.
Actualmente los tipos de interés se ubican en un rango de 0.75-1%.

La Fed debe hacer un delicado ejercicio de equilibrio para frenar las subidas de precios sin afectar demasiado el crecimiento económico.

“Cuanto más gastan los consumidores, más debe ajustar su política (monetaria) la Fed. Eso aumenta el riesgo de recesión», advierte Yelena Maleyev, economista también de Grant Thornton.

Jerome Powell se reunió a mediados de mayo en la Casa Blanca con el presidente Joe Biden para una poco habitual entrevista dedicada a la inflación.

El primero de junio la Fed comenzó asimismo a reducir su hoja de tenencias, luego de inundar el mercado de liquidez durante la pandemia a través de compras de títulos de deuda.

LEG