DESAPARECIDOS
Foto: AFP / En la Glorieta de la Palma, familiares de desaparecidos continúan colocando imágenes de hombres y mujeres cuyo paradero se desconoce  

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en México demandaron que el Gobierno federal no escatime en esfuerzos para poner fin a las más de 100 mil personas desaparecidas y no localizadas en el país.

La titular del ACNUDH, Michelle Bachelet, pidió redoblar los esfuerzos para garantizar la verdad y la justicia.

TE PUEDE INTERESAR:   Advierte la ONU impunidad en desapariciones forzadas

“El flagelo de las desapariciones es una tragedia humana de enormes proporciones. Ningún esfuerzo debe escatimarse para poner fin a estas violaciones de derechos humanos y abusos de dimensión extraordinaria, así como para reivindicar los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”, dijo la funcionaria de las Naciones Unidas mediante un comunicado.

Instó a las autoridades mexicanas a que coloquen a las familias de las personas desaparecidas en el centro de sus esfuerzos y pongan a disposición los recursos necesarios para que las investigaciones y las búsquedas sean efectivas.

También hizo un llamado a México para que implemente todas las recomendaciones del Comité de la ONU contra las desapariciones forzadas y todos los aspectos de la Ley.

Al corte de ayer, sumaban 100 mil 99 las personas reportadas como desaparecidas y no localizadas, según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

HAY POCA COORDINACIÓN

Por otra parte, la responsable del programa para personas desaparecidas y sus familiares en México del CICR, Marlene Herbig, pidió fortalecer los procesos de búsqueda inmediata como una estrategia de prevención de este delito.

Explicó que en un proceso de búsqueda inmediata deben realizarse actividades de rastreo remoto, como la consulta y solicitud urgente de información, que permitan reconstruir el recorrido de la persona buscada.

TE PUEDE INTERESAR:   ‘Desapariciones en NL por debilidad en instituciones’

Además, dijo, se necesita un despliegue operativo, que implica el desplazamiento físico de las autoridades a lugares que puedan ofrecer pistas sobre el paradero de la persona, “para ello se requiere una cooperación interinstitucional efectiva entre todas autoridades estatales, municipales y las que conforman el Sistema Nacional de Búsqueda”.

Mientras que la consultora en derechos humanos, Martha Tagle, identificó en la descoordinación entre la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas y las fiscalías el principal problema para enfrentar este delito.

Explicó que las segundas no comparten información y ambas siguen lógicas diferentes, pues mientras la Comisión busca personas con vida, las autoridades solo actúan en búsqueda de restos y delitos.

Sobre la reciente creación del Centro Nacional de Identificación Humana comentó que prácticamente nace «sin dientes», pues no cuenta con presupuesto y estará supeditada a la Comisión Nacional de Búsqueda, aunque reconoció que este centro ha sido una exigencia de los familiares de las víctimas.

LEG