Ante políticas regresivas; maestros no tienen nada que celebrar: PRI
Foto: AFP | Otra lucha que sigue al rojo vivo es la que mantiene el Tottenham con el Arsenal por la cuarta plaza  

El Manchester City logró empatar 2-2 en casa del West Ham (7º) un partido que llegó a ir perdiendo 2-0, y en esta 37ª jornada de Premier League, la penúltima, se deja dos puntos que dan esperanzas al Liverpool (2º), su único perseguidor.

Jarrod Bowen (24 y 45) adelantó a los locales antes del descanso, pero Jack Grealish (49) redujo la distancia a la mínima en los primeros compases de la segunda parte.

«UNA OCASIÓN INCREÍBLE DE SER CAMPEONES»

El gol del empate del City llegaría cuando el lateral checo del West Ham, Vladimir Coufal, desvió una falta en un desafortunado gol contra su propia portería (69).

El City rozó la victoria luego de un penal lanzado por el argelino Riyad Mahrez (86) que detuvo el portero polaco de los ‘Hammers’, Lukasz Fabianski.

Con este resultado, los ‘Citizens’ alcanzan los 90 puntos, cuatro más que el Liverpool que jugará el martes en Southampton (15º), con la oportunidad de reducir la distancia a tan solo una unidad antes de la última jornada, que se disputará de forma unificada el próximo domingo.

«Ya no hay debate sobre la diferencia de goles, solo necesitamos ganar nuestro partido y seremos campeones», celebró después del partido Pep Guardiola, que no cree en un paso en falso del Liverpool.

«Nuestro estadio estará lleno y daremos la vida para conseguirlo. Es una ocasión increíble para ser campeones en casa», continuó.

Otra lucha que sigue al rojo vivo es la que mantiene el Tottenham con el Arsenal por la cuarta plaza, clasificatoria para la próxima Liga de Campeones.

Los ‘Spurs’ avanzan provisionalmente al cuarto puesto, el último que da acceso a la Champions de la próxima temporada, al derrotar este domingo, no sin apuros, al Burnley (1-0)

TOTTENHAM, VA POR EL ‘TOP4’

Tras haber derrotado con facilidad a los ‘Gunners’ (3-0) durante la semana, el Tottenham supera en la tabla a sus vecinos del norte de Londres, con 68 puntos contra 66, y una diferencia de goles netamente mejor (+24 frente a +11).

Los ‘Spurs’ se colocan también a dos puntos del Chelsea, tercero, pero los ‘Blues’, derrotados el sábado en la final de la Copa de Inglaterra en los penales por el Liverpool, tienen dos partidos menos, a jugar en casa, contra Leicester y Watford.

Ganar en Newcastle, el lunes (18h45 GMT), será absolutamente imperativo para Arsenal, antes de la última jornada, dentro de una semana, donde recibirán al Everton, mientras que Tottenham irá a Norwich, último y ya descendido.

Con esta derrota, el Burnley (18º) cayó a los puestos de descenso, luego de que el Leeds (17º) lograra un empate 1-1 contra el Brighton (10º) en el tiempo de descuento gracias a un gol del holandés Pascal Struijk (90+2).

Burnley puede partir decepcionado de Londres, debido a que el gol vino originado por una mano en el área, que solo el VAR vio.

El incidente, en el tiempo adicional del primer período, permitió a Harry Kane poner a los suyos por delante, tras 45 minutos, después de haber cercado al rival sin suerte.

Menos convincentes que el jueves contra Arsenal, los hombres de Antonio Conte lograron lo importante, que eran los tres puntos, y meten presión a los ‘Gunners’, el equipo más joven de la Premier League, que deberá mostrar madurez.

En otros partidos de la jornada, el ya descendido Watford (19º) se despidió de su afición encajando una goleada 1-5 contra el Leicester (9º), con dobletes de Jamie Vardy (22 y 70) y Harvey Barnes (46 y 86).

El Everton (16º), que llegó a adelantarse hasta en dos ocasiones en su recepción del Brentford (11º), acabó perdiendo 3-2 en un partido en el que acabó con nueve jugadores sobre el terreno de juego, después de las expulsiones de Jarrad Brainthwaite (18) y del venezolano Salomón Rondón (88), tres minutos después de haber saltado al campo.

Los ‘Toffees’ tienen 36 puntos, dos más que el Burnley, primer equipo en la zona roja.

OH