La voz del secretario general del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (SINACTA), José Alfredo Covarrubias, se ha venido escuchando fuerte desde hace unos meses, señalando que muchos controladores aéreos trabajan haciendo su labor con fatiga, haciendo horas extras , revelando que algunos controladores aéreos entraban a las 7 de la mañana y salían a las 12 de la noche.

¿Debería poner especial atención a estas voces de manera inmediata el nuevo titular de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) Ricardo Torres Muela?

La realidad es que a partir del gravísimo incidente del sábado pasado en la pista 5L del AICM donde dos aviones de Volaris estuvieron cerca de tocarse, las aguas se movieron ahora sí con fuerza y al parecer con contundencia, pero por ahora solo en el sentido de migrar vuelos a los aeropuertos.

El gobierno de México a raíz de esto ya se reunió con tres líneas aéreas mexicanas para migrar de manera paulatina algunos vuelos desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA)

¿Pero qué tanto ahora sí se escucharán las voces no solo del líder sindical sino de los trabajadores que se quejaban del anterior director de SENEAM Víctor Manuel Hernández, quien renunció a su cargo en medio de continuos señalamientos y acusaciones de pilotos y controladores aéreos al tildarlo de negligente e inepto?

También la semana pasada José Humberto Gual, secretario general de la ASPA, declaró a algunos medios de información que a los controladores aéreos les hacía falta entrenamiento para dominar el rediseño del espacio aéreo, ya que esta falta de capacitación ha derivado en confusión al comunicarse con los pilotos.

Dijo que en el espacio aéreo han sucedido diversos incidentes que los pilotos reportan a las autoridades y que en total ellos tienen registrados 46 incidentes de aeronaves.

Por su parte el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (Sinacta) en un comunicado también rechazó que los controladores sean los responsables del deterioro del servicio y del incremento de eventos de seguridad aérea en el Valle de México.

Al contrario dicen los sindicalizados que gracias a la experiencia y cuidado de los controladores, a pesar del hostigamiento laboral al que están sometidos y a las deficiencias del rediseño del espacio aéreo.

Finalmente en una conferencia de prensa el lunes pasado Sinacta en voz de su secretario general José Alfredo Covarrubias afirmó que se han incrementado los incidentes por el rediseño del espacio aéreo en un 300% “Antes era muy extraño saber de alguno de este tipo de sucesos y ahora ya se está viendo con normalidad»

Y volvió a hacer énfasis en que se han generado un mayor número de incidentes por la mala capacitación que hizo el gobierno a los trabajadores sobre aspectos del rediseño aeronáutico.

Señaló una vez más que hacen falta 300 controladores aéreos, máxime que con el rediseño del espacio aéreo se crearon 11 nuevos sectores y que para cada sector deben existir de uno a dos controladores para garantizar la seguridad, sin embargo actualmente solo hay un controlador aéreo para cada dos sectores.

Así, por lo pronto la primera decisión de peso fue “repartir” vuelos al AIFA y a otros aeropuertos. Sí, eso atiende el rubro saturación del AICM, pero sería muy importante escuchar las voces y se revisen las condiciones laborales y de capacitación de los controladores aéreos ahora estrenó administración el SENEAM.

Suena lógico por muchos vuelos que migren si el personal no es suficiente o no está debidamente capacitado, también se migraría un gran problema.