Zaira, Perla, Nimbe y Karla son algunas de estas tristes historias y habitaciones que esperan a que regrese su ocupante original. FOTOS: https://cuartosvacios.mx/  

En México son diez las mujeres que desaparecen al día y sus familias dejan sus cuartos intactos con la esperanza de que regresen.

Los muebles permanecen como los dejaron, sus ropas intactas, y las camas siempre tendidas, por si algún día la dueña vuelve para ocuparlo.

Pedirle a Dios, y realizar una labor titánica para la búsqueda, dejando incluso de trabajar es algo que la mayoría de familias enfrenta en estas situaciones, relata María Elena Solís Gutiérrez, la representante legal de la asociación AMNRDAC (Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos A.C.).

TE PODRÍA INTERESAR: Facebook, el paraíso de contenido para pedófilos sin castigo

Ella cuenta que en 1994 una empleada doméstica les robó a su nieta, por lo que emprendieron una búsqueda para dar con la pequeña que en ese entonces tenía dos años.

Afortunadamente, tras 50 días lograron encontrarla y como agradecimiento ella prometió a Dios ayudar a más familias que pasan por esta situación.

Actualmente se reportan 22 mil 216 mujeres desaparecidas en nuestro país, de acuerdo con cifras de esta organización.

Conscientes de que las familias además de vivir con el dolor, deben lidiar con las dificultades económicas que conlleva su búsqueda, AMNRDAC ha creado una campaña llamada Empty Rooms/Cuartos Vacíos.

Dicha estrategia consiste en publicar las habitaciones de mujeres desaparecidas en diversas plataformas de búsqueda con el fin de recaudar fondos, ya se por medio de la renta del lugar o por medio de donativos.

«En el momento que se pierde tu familiar, o trabajas, o lo buscas», relata Mariana.

La situación es muy complicada, pues muchas de las madres que tienen a un hijo perdido destinan toda su vida para hayarlo, incluso abandonando a otros de sus pequeños.

TE PODRÍA INTERESAR: La 4T ha sido de las administraciones más racistas en la historia de México: Activista de AFROntera

Por ello AMNRDAC también brinda acompañamiento a las familias que con ellos se acercan, difusión con medios de comunicación, así como atención psicológica, un lugar donde dormir y comer.

SENSIBILIZACIÓN

Parte de la estrategia de sensibilización es contar la historia de aquellas a las que se busca, en su página https://cuartosvacios.mx/ se comparten los casos de chicas que no aparecen:

Zaira, Perla, Nimbe y Karla son algunas de estas tristes historias y habitaciones que esperan a que regrese su ocupante original.

Tristemente, en muchas de las veces, se encuentra al familiar sin vida, pero Elena asegura que eso cambia la cara de las madres, padres o hermanos, pues al menos ya saben dónde llorar.

Si quieres aportar puedes ponerte en contacto con esta asociación a través de redes sociales, o en la página antes mencionada.

klcg