Foto: AFP La esperada producción de tres entregas, que aborda la carrera futbolística y la vida personal de Neymar, de 29 años  

Si algo ha sabido hacer muy bien la plataforma de streaming Netflix es captar la atención del público en cualquier parte del mundo y, en especial, generar polémica con sus contenidos originales y en este caso el documental Neymar, el caos perfecto y la película Los mejores amigos del mundo, están en la mira del espectador.

El preestreno de la serie documental del astro del fútbol brasileño batió récord la noche de este lunes en la plataforma de streaming Twitch en Brasil, durante una transmisión en vivo del primer episodio.

TE PUEDE INTERESAR:  Elton John dio positivo a Covid-19 y pospone su tour por EU

La esperada producción de tres entregas, que aborda la carrera futbolística y la vida personal de Neymar, de 29 años, alcanzó los 530 mil espectadores simultáneos en Twitch, dando cuenta de la expectativa antes del estreno oficial en la plataforma.

Neymar, una figura controvertida dentro y fuera de la cancha, incluso con sospecha de abuso sexual por parte de distintas mujeres, despierta por igual amores y odios entre los fanáticos del fútbol.

«Soy mucho más crítico de lo que merecía ya veces es difícil. En la familia y el círculo próximo, eres el Batman de la vida de ellos, y para quien no te conoce bien, soy el Guasón.

Yo confío en mí, y basta», agrega.

Por otro lado, Netflix utiliza polémica en Egipto con su primera producción panárabe Ashab wala Aaz o Los mejores amigos del mundo, una película que gira en torno a tres parejas y sus infidelidades y que algunos quieren prohibir en el más poblado de los países árabes.

La película, realizada por el libanés Wissam Smayra, es una nueva versión del exitoso largometraje italiano Perfectos desconocidos. Reúne actores conocidos de Líbano y Egipto, dos mastodontes de la cultura pop árabe.

 TE PUEDE INTERESAR:   Franz Ferdinand se une a la pista de baile con su nuevo sencillo, «Curious»

Tres días después de su estreno, esta cinta que cuenta la historia de un juego entre amigos que sale mal, es una de las diez películas más vistas en la plataforma Netflix en el mundo árabe.

Pero en Egipto, un abogado apeló al Ministerio de Cultura y al departamento de censura para que se «prohíba» por ser una película que «pretende acabar con los valores familiares».

Y el diputado Mustafa Bakri convocó incluso una sesión extraordinaria en el Parlamento para estudiar el asunto, pues asegura que la película tiene «más de veinte escenas pornográficas» a pesar de que ninguna escena erótica aparece en el largometraje.

El político, que suele erigirse de manera regular en guardia de la moral, quiere prohibir la plataforma Netflix en Egipto y para conseguirlo, estuvo en todos los programas de entrevistas más populares del país de 102 millones de habitantes.

LEG