Foto: Instagram_BrendaSandoval / Sandoval es originaria de Jalisco y desde los 16 años le fue detectada la enfermedad pero no fue hasta el pasado 5 de enero del 2022 que fue ingresada a quirófano para recibir un riñón

TikTok se ha convertido en una aplicación de gran impacto para la llamada generación Z y más de mil millones de personas son parte de esta comunidad, según datos ofrecidos por la empresa.

Además de los famosos challenges existen otras cuentas que invitan a la concientización, una de ellas es la de Brenda Sandoval (@brendasandovall) quien a lo largo de dos años ha compartido su proceso en medio de su enfermedad renal.

Sandoval es originaria de Jalisco y desde los 16 años le fue detectada la enfermedad pero no fue hasta el pasado 5 de enero del 2022 que fue ingresada a quirófano para recibir un riñón por parte de su papá.

“A mi me detectaron la enfermedad a los 16 años. La verdad es que yo fui a consulta por un dolor de garganta y gripa. Me dolían mucho los oídos. Yo me automedicaba ya que iba a la tienda por pastillas para solucionar mis enfermedades”, compartió en exclusiva para 24 HORAS.

Un día Brenda no aguantó los síntomas y fue al Centro de Salud de su localidad debido a que no contaba con seguridad social. En el sitio le detectaron hipertensión y tras una serie de análisis fue que encontraron el daño renal.

“Estaba desechando proteínas en la orina. Yo me imagino que la presión alta fue lo que desencadenó esto por el tiempo transcurrido ya estaba en tercera etapa. De los 16 a los 18 así me mantuve. Empecé a trabajar en un sitio que me dieron seguro y vi a los médicos”, agregó.

En medio del proceso con especialistas en nefrología decidió abrir su cuenta de TikTok en 2019 y con el paso de tiempo fue compartiendo su proceso el cual le ha dado más de medio millón de seguidores. A partir de los 20 años fue cuando iniciaron las diálisis.

“Cuando inicié estaba con diálisis peritoneal. Estaba atravesando un momento de depresión en el que sí me quería morir, me dejé. Uno como enfermo le daba coraje cuando veía a personas dando refresco a sus hijos pequeños o sus frituras.

“Yo por dentro decía ‘no sé imaginan el daño que le están haciendo. Algunas lo harán de forma inconsciente… Es un daño que tal vez no se verá reflejado ahorita sino más adelante”, compartió.

La cuenta de Brenda Sandoval fue creada para hacer conciencia en la comunidad joven en cuanto al cuidado de salud.

“Quise concientizar a las personas contándoles lo que yo estaba pasando. Es importante aclarar que en mi familia no hay antecedentes de diabetes ni hipertensión. Yo siento que mi enfermedad se detonó por los malos hábitos que tenía desde chica”.

Además, esto le ha dado satisfacciones ya que personas en la misma situación que ella se motivan a continuar sus tratamientos.

“Me he sentido muy contenta. Al leer comentarios sé que hay historias como la mía porque me he enterado de personas que se niegan a los tratamientos por la desinformación. Me ven que llevo una vida estable y eso los motiva a que se sigan cuidando. Me pone muy contenta el lograr algo positivo”.

Aguantarse las ganas de orinar, la automedicación y el consumo de producto chatarra en exceso fueron detonantes de su falla renal, según la influencer.

DONACIÓN Y DESABASTO

Brenda compartió que en su familia nunca se habló del tema y en medio de su proceso estuvo en lista de espera para recibir un riñón de cadáver –situación que puede llevar hasta 10 años-–. Durante dos años estuvo en espera hasta que su papá se animó; su miedo más grande era el que por su edad (56 años) no pudiera apoyarla.

“En mi familia no se había platicado eso, no lo veíamos venir. Todos pensábamos que se curaría con medicamentos. En México no hay una gran cultura de donación de órganos.

Muchos piensan que el donar un riñón puede caer en diálisis y eso es un error ya que se puede vivir con uno solo, la desinformación los hace pensar lo peor”, compartió.

Cuando Brenda inició con la falla renal ya se hablaba de desabasto de medicamentos para trasplantados y niños con cáncer. Cuando a la Tiktoker le dejaron de suministrar medicamentos básicos ella tuvo que costearlos y en ocasiones recibió apoyo de sus seguidores.

El desabasto lo atribuye a la pandemia por Covid-19 pero también a tres sectores: Gobierno, sector salud y farmacéuticas.

“En el 2020 padecí el desabasto; una medicina tan necesaria como el hierro me la dejaron de surtir y la Eritropoyetina (medicamento que se usa para evitar anemia en pacientes renales).

Tuve que comprarlos en ocasiones y en otras me lo donaron mis seguidores y así fue como lo solucioné. Es parte del gobierno que no haya acción”, contó.

FUTURO INCIERTO

Actualmente la joven está cursando los últimos semestres de la carrera de Derecho y no se adelanta ya que considera que el recibir un órgano tiene sus riesgos.

“Me ha tocado escuchar que existen transplantes que durán horas, días, meses, años. Yo no quiero idealizar ya que el futuro es algo incierto, estoy tranquila y esperaremos a lo que venga. Después de mi recuperación planeo terminar mi carrera en Derecho y de ahí me veo trabajando en alguna institución como la fiscalía o la CNDH”, dice.

A su corta edad el panorama de la influencer ha cambiado y hace una invitación para estar pendientes de la salud a todas las personas que la siguen.

“Muchas veces estamos enfocados en actividades y no le damos prioridades a la salud. Como dice un dicho ‘Si no tienes tiempo para tu salud lo vas a tener para tu enfermedad’. Sin salud no somos nada y en cuanto a la donación de órganos que se animen ya que no pasa nada. Los órganos no se van al cielo y pueden ayudar a otras personas”, finalizó.

¿Sabías que?

Brenda cuenta con 658.7 mil seguidores en TikTok
En sus videos habla sobre su enfermedad renal y rompe mitos sobre ello
La originaria de Jalisco cuenta con apenas 23 años de edad.

LEG