Foto: AFP | El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció que no enviará ningún representante del gobierno a los Juegos de Invierno
Foto: AFP Foto: AFP | El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció que no enviará ningún representante del gobierno a los Juegos de Invierno  

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció el miércoles un boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín, uniéndose a otros gobiernos como los de Estados Unidos, Reino Unido y Australia. 

«Estamos profundamente preocupados por las violaciones a los derechos humanos del gobierno chino», declaró Trudeau en conferencia de prensa.

La medida no impedirá que los deportistas canadienses participen en los Juegos, que arrancan el 4 de febrero, pero conllevará que ningún representante del gobierno viaje a China, recalcó el mandatario.

Te podría interesar: ¿Qué es el boicot diplomático impuesto a China por los Juegos Olímpicos de Invierno?

Estados Unidos anunció el boicot el lunes y fue secundado el miércoles por Australia y Reino Unido.

«Es importante asociarse con aliados en el mundo cuando se tiene un enfoque contra China», subrayó Trudeau.

Las relaciones entre Canadá y China han tenido momentos de tensión y ambos países acaban de salir de una crisis diplomática sin precedentes relacionada con la detención en diciembre de 2018 de la hija del fundador del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei.

Te podría interesar: Jefe de Instagram comparecerá hoy ante el Senado de EU

A esta situación respondieron las autoridades chinas con medidas de represalia.

El anuncio del boicot diplomático de Washington provocó la ira de Pekín, que respondió con desprecio a la misma medida por parte de Australia.

La diplomacia china afirmó que «a nadie le importa» si Canberra envía representantes oficiales o no a los Juegos.

Según las organizaciones de defensa de los derechos humanos, al menos un millón de uigures y otras personas de minorías musulmanas han sido encarceladas en campos en Xinjiang, donde Pekín también está acusada de imponer trabajos y esterilizaciones forzadas.

OC