Todos hemos hecho alguna locura por amor pero hay personas que se superan. Muestra de ello es la modelo de OnlyFans, Kazumo Squirts quien al momento de demostrar su sentimiento al final no valió la pena.

Squirts se tatuó el nombre de su ex en el interior de la boca para celebrar su primer aniversario. Pero esto le dejó un mal sabor debido a que la dejó una semana después de realizarse el doloroso procedimiento.

«Me hice el tatuaje un mes antes de nuestro primer aniversario. Mi novio estaba muy sorprendido. En ese momento no estoy tan seguro de si él estaba feliz de verlo, pero yo estaba demasiado enamorado para darme cuenta», compartió en un entrevista a Jam Press.

El hombre en cuestión terminó la relación a causa de que fue infiel con una compañera de trabajo.

«No hace falta decir que vi rojo y estaba furiosa. Me sentí extremadamente traicionada y ciega de vista», recordó.

El tatuaje que se realizó lo pensó como una forma de mostrar su amor y aunque este le dolió ella creyó que era una buena opción en lugar de su carta astrológica u otra cosa.

«Debido a que está dentro de mi boca, seguí produciendo mucho saliva, por lo que el tatuador tuvo que seguir frotándome mientras yo goteaba por todas partes. Fue muy incómodo y muy doloroso».

Kazumi mencionó que ella buscaba tener una relación poliamorosa pero también para cumplir con el deseo de su pareja decidió ir por la monogamia.

Días después de hacerse el tatuaje compartió que su pareja se volvió muy distante ya que no le contestaba los mensajes o trabajaba más de la cuenta.

«Luego soltó la bomba de que quería que me fuera de la casa porque de repente se había enamorado de mí.Días después me envió un mensaje confesando que se habían acostado juntos.Nos separamos correctamente en ese momento», recordó.

Luego de tres años aún conserva el tatuaje para recordarlo pero no de una forma buena.

«Han pasado algunos años y desafortunadamente el tatuaje no se ha desvanecido mucho.Creo que me gustaría cambiarlo a INODORO, mucho más elegante y menos estúpido, en cierto modo», finalizó

LDAV